Federico Carmona Ocañas, presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive) en Puebla y Tlaxcala, afirmó que hasta la fecha no han sido notificados de alguna investigación a las empresas que surtieron los uniformes escolares defectuosos a la SEP, y pidió ser considerados nuevamente para el ciclo escolar 2020-2021.

En entrevista el presidente del organismo se pronunció por que el gobierno del estado les permita confeccionar para el próximo ciclo escolar los uniformes escolares ya que eso ayudaría mucho a los empresarios afiliados a la cámara, que se encuentran muy afectados por la pandemia del Covid-19.

Agregó que nunca fueron notificados ni por la Secretaría de Educación Pública (SEP) o la Secretaría de la Función Pública (SFP) sobre alguna irregularidad o inconsistencia en las prendas, como acusó el secretario de Educación,  Melitón Lozano Pérez desde agosto de 2019, argumentando mala calidad y  sobrecosto de las prendas.

 "Nunca nos dieron una notificación oficial. Esperemos que no estén buscando a otro proveedor. La llamada es para el gobierno del estado, que siga considerando hoy más que nunca a la industria del vestido en el estado. Realmente es una forma de que  los programas de gobierno del estado nos den el beneficio de hacerlo todo local", comentó.

Explicó que en caso de lograr que el gobierno del estado nuevamente vuelva a contratar a una empresa afiliada a la cámara para la realización de uniformes, si el ciclo escolar es en septiembre, están en muy buen tiempo para empezar.

Públicamente, la Secretaría de Educación acusó el 13 de agosto de 2019 a la empresa Grupo Bureau Veritas por un sobrecosto de 30.2 millones de pesos y deficiencias en la calidad de uniformes y zapatos escolares que adquirió la administración del gobernador interino Guillermo Pacheco Pulido.