Luego de pasar casi tres meses en cuarentena total, los propietarios de diversos restaurantes en París pudieron al fin reabrir sus negocios con normalidad, momento que esperaban con impaciencia ante el enorme lapso de inactividad.

El Coronavirus (Covid-19) obligó un cierre total de los establecimientos en la capital francesa, negocios que ahora tienen permitido atender a clientes dentro de los locales, aunque con sus respectivas medidas de seguridad.

“¡Estamos listos. Todos tenemos muchas ganas de trabajar!", comentó Francisco Ferrández, mientras preparaba las mesas de su restaurante llamado “La Bocca”, en una animada calle del centro de París.

El pasado domingo, el presidente Emmanuel Macron sorprendió a todos luego de anunciar la reapertura completa de los restaurantes parisinos desde este lunes, lo que significó un restablecimiento antes de lo que se previó inicialmente.

La reapertura fue posible luego de registrar la cifra más baja de muertes con apenas 9 en 24 horas.

Además, desde el pasado 2 de junio las y los parisinos ya podían salir a tomar un café o degustar platillos en restaurantes, aunque esto era posible únicamente en las terrazas exteriores.

 

¿Volverán la clientela regular?

No todos los restaurantes pudieron abrir sus puertas con tan poca anticipación, algunos abrirán hasta el miércoles como el de Stéphane Manigold, dueño de cuatro restaurantes en París, incluyendo La Maison Rostang, un elegante establecimiento cerca del Arco del Triunfo.

En el centro parisino, cerca de la famosa Ópera Garnier, otros establecimientos que destacan por ser “los legendarios del barrio” también continuaban con las persianas abajo, como el Vaudeville, donde en los años 1920 se codeaba la sociedad parisina.

Una de las reglas específicas para poder recibir a los clientes es que los restaurantes conserven un metro de distancia entre cada mesa, incluido el uso de mascarillas por parte del personal.

 

Foto: Twitter / @MaruGalvez