De un disparo en la cabeza, un joven de 18 años de edad optó por el suicidio al interior de su vivienda en la Tercera Sección de San Ramón, al sur de la capital poblana.

Fueron los padres del joven quienes la mañana de este jueves escucharon una detonación de arma de fuego que provenía de la habitación de su hijo.

Tras correr a buscarlo, lo encontraron con una lesión de arma de fuego en la cabeza por lo que en medio de su desesperación, lograron pedir ayudar al 9-1-1.

Paramédicos del Sistema de Urgencias Médicas Avanzadas (SUMA) y policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) del municipio de Puebla acudieron  al domicilio ubicado sobre la calle Gardeniasentre Anturios y Orquídeas.

A pesar del esfuerzo de los socorristas, ya nada se pudo hacer por la existencia del joven quien pereció en el sitio, por lo que se dio parte a la Fiscalía de Puebla, quien encabezó las diligencias del levantamiento del cuerpo.