De 66 diputados federales de las diferentes fracciones parlamentarias que impulsan con organizaciones de la sociedad civil el proyecto de Ingreso Vital ante los efectos económicos del Covid-19, ninguno es de Puebla.

El proyecto prevé que el gobierno federal garantice ingresos mensuales de 3 mil 746 pesos durante tres meses, para unos 40 millones de afectados por la crisis económica con la disminución de sus ingresos o la pérdida total de los mismos.

La erogación de recursos públicos podría alcanzar 450 millones de pesos y esto a su vez representaría un 1.8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país

En torno a la propuesta, ayer más de 50 organizaciones de la sociedad civil presentaron las campañas “No basta con echarle ganas” y “Banderas solidarias” con las que respaldan el punto de acuerdo de los legisladores.

Con el primer proyecto buscan visibilizar que hay un sector de la sociedad que enfrenta la crisis en niveles más extremos y con la segunda se busca que quienes estén en esa situación se hagan notar con banderas blancas en sus domicilios. 

Sobre el proyecto, Mauricio Merino, coordinador nacional de Nosotrxs, recordó que el propio presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que se podrían perder hasta 1 millón de empleos formales.

Ante ello, dijo, el Ingreso Vital calculado con base en las necesidades básicas, sería un apoyo por tres meses para personas que no están inscritas en otros programas sociales.   

Además de Nosotrxs algunas organizaciones que participan en el proyecto son Oxfam México, Centro de Estudios Espinosa Yglesias, Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar, entre otras.