Aunque el estado de Puebla ha adoptado algunas medidas para apoyar le economía ante la crisis del Covid-19,  ha dejado fuera a sectores como el informal, los desempleados, estudiantes, operadores de transporte público, artesanos y desarrolladores de ciencia y tecnología, entre otros.

Esto, de acuerdo con el Mapa de las medidas económicas ante la pandemia COVID-19, elaborado por el Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO) y el Laboratorio Nacional de Políticas Públicas del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE).

La herramienta se generó con información recopilada de notas periodísticas, reportes de prensa y canales oficiales, con corte hasta el 3 de mayo e incluye los planes económicos que gobiernos estatales han planteado para afrontar y recuperarse del shock económico que representa la pandemia.

En un análisis de la oferta en las 32 entidades se observa que en total se han planteado 45 programas enfocados a diferentes rubros y Puebla figura en 15 de las opciones .

Estas son el apoyo a comercios locales, empresas, empresas locales, jóvenes empresarios, microempresas, mujeres empresarias y emprendedoras, pequeñas empresas, producción agrícola, a los caficultores y al sector turístico.

De la oferta de Puebla frente a la de otros estados, destaca que algunos de los apoyos implementados están más enfocados a la industria local, las mujeres y los jóvenes.

Otro rubro en los que la entidad no coincide con otros gobiernos del país son los incentivos fiscales, el desarrollo de obra pública que reactive la economía y la creación de empleos temporales relacionados con el coronavirus.

Asimismo se observa que en otros estados se ha apostado por el apoyo a proveedores estatales, los cambios en la programación gubernamental para reducir gastos, los apoyos para adquirir vivienda, y la implementación de programas de seguridad pública contra posibles saqueos, entre otros.