Un comerciante originario de Axochiapan falleció este viernes por coronavirus, su cuerpo fue levantado en el Centro de Servicios Ampliados (Cessa) de Izúcar de Matamoros, lugar que está habilitado para atender a enfermos con Covid-19.

El comerciante de Axochiapan mantuvo sus actividades normales pese a estar establecida la contingencia sanitaria en Morelos y Puebla, el vendía sus productos en el municipio de Izúcar de Matamoros, esto de acuerdo con la información que dio a conocer un medio local de Morelos.

El comerciante se contagió y comenzó a sentirse mal, por lo que fue internado en el Cessa de Izúcar de Matamoros para su atención, sin embargo, no logró resistir y falleció este viernes.

El cuerpo del occiso fue trasladado al panteón municipal de Axochiapan, Morelos, resguardado por elementos de la policía de ese municipio, cabe mencionar que estos no contaban con la protección necesaria.

El féretro fue resguardado en un operativo para evitar que los familiares velaran y realizaran un sepelio; por lo que de manera inmediata fue llevado al panteón municipal para el entierro.

Sin embargo, algunos familiares decidieron cargar la caja donde se encontraba el cuerpo para llevarlo a su última morada y darle el último adiós, sin que estos portaran un traje especial, únicamente llevaban cubrebocas sencillos.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, los cuerpos de las personas que fallecieron por Covid-19 deben ser cremados; en este caso, los familiares optaron por sepultar el cuerpo.

Posteriormente, el sector salud de Axochiapan, Morelos, sanitizó el panteón municipal para evitar que el virus se propagará en el lugar, ya que algunas personas acuden a visitar a sus difuntos.

Esta situación alarmó a los habitantes del lugar, ya que muchos de ellos, recientemente, estuvieron en contacto con el comerciante al momento de realizar alguna compra.