La decisión de mantener negocios abiertos a pesar de los riesgos de propagación del Covid-19 se ha dejado en manos de la coordinación general de Protección Civil estatal en Puebla y sin mayores contemplaciones en materia de salud.

De acuerdo con oficios dirigidos a empresas, el área perteneciente a la Secretaría de Gobernación de Puebla emite las confirmaciones de criterio de actividad esencial.

En los documentos signados por la coordinadora general, Ana Lucia Hill Mayoral, se hace referencia general a decretos estatales emitidos en marzo y abril.

En ellos se destacan listados de negocios considerados de manera general en un primer acuerdo del 23 de marzo.

El mismo determinó clausura de salas de cine, auditorios, gimnasios, centros deportivos y sociales y baños públicos.

Así como suspensión de actividades en casinos, centros nocturnos, bares, discotecas, cabarets, exhibiciones, salones de fiestas, auditoría, piscinas, estados y zoológicos.

A pesar de que en las últimas semanas el país pasó a las fases dos y tres de la pandemia, no se indican referencias a los cambios.

Las autorizaciones tampoco hacen referencia a revisiones de la Secretaría de Salud o a mayores indicaciones para seguir medidas sanitarias.

"Por lo tanto, su empresa SÍ lleva a cabo actividades esenciales para el funcionamiento básico de la sociedad. Por lo que podrá seguir funcionando con el mínimo de personal para el desarrollo de actividades, siempre y cuando se de cumplimiento a las medidas de Seguridad Sanitaria y sana distancia", es lo único que se indica a las empresas.