La conmemoración del Día del Trabajo en Puebla estará marcada por el desempleo en el que viven más de 80 mil poblanos y las empresas que se encuentran cerradas temporalmente a causa de la emergencia sanitaria ocasionada por el Covid-19, la cual impedirá también la realización del tradicional desfile.

Tan solo el año pasado la marcha del 1 de mayo congregó a más de 10 mil trabajadores de las principales fábricas de la entidad y agremiados en las centrales obreras, los cuales aprovecharon para exigir condiciones más justas de trabajo.

A raíz de la contingencia sanitaria, los mismos sindicatos anunciaron lo que era inevitable: la cancelación de la marcha del 1 de mayo, siendo la Confederación de Trabajadores de México (CTM) la primera en anunciar que no habría conmemoración por parte de sus 82 mil empleados agremiados a través de los 326 sindicatos afiliados en Puebla.

Posteriormente la Federación de Obreros y Campesinos (FROC), a cargo de René Sánchez Juárez y la Confederación Sindical Republicana (CSR), encabezada por Constantino Sánchez Díaz, se unieron a este anuncio para evitar la concentración de personas, pues cada organización aglomera a 80 mil y 20 mil trabajadores, respectivamente.

Más de 90 mil empleos parados por la industria automotriz

El año pasado la marcha del 1 de mayo estuvo encabezada por el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) y el Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz Volkswagen (Sitiavw). En el primero sus agremiados siguen trabajando pues las telecomunicaciones son una actividad esencial, sin embargo el segundo no.

La pandemia del Coronavirus trajo consigo la cancelación de las actividades de la industria automotriz, pues incluso fue en la planta de Volkswagen en Puebla que ocurrió el primer caso positivo de Covid-19, por ese motivo desde el 13 de marzo se encuentra detenida la producción y con ello las empresas proveedoras que surten la cadena de suministros.

De acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), en Puebla existen al menos 150 empresas que dependen de la industria automotriz, los cuales le dan empleo a más 90 mil poblanos que actualmente están en sus casas esperando a volver al trabajo, pues en algunos casos están recibiendo solo la mitad de sus salarios.

20 mil empresas, hoteles y restaurantes cerrados

La incertidumbre laboral que vive Puebla y con la que llegará el Día del Trabajo también alcanza a otros sectores comerciales que no han logrado adaptarse o que simplemente no pueden laborar por no ser considerados actividades esenciales.

En Puebla existen más de 20 mil negocios familiares, de cadena, maquilladores, restaurantes, hoteles y manufactureras que no están operando, algunas con la promesa de recontratar a su personal cuando vuelvan a la actividad normal y otras pagando aunque sea una parte proporcional del sueldo por la contingencia.

De acuerdo con cifras del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), en Puebla tiene aproximadamente 19 mil empresas agremiadas, de las cuales se desprenden más de un millón y medio de empleos pero que muchos de ellos actualmente están detenidos por la contingencia.

Tal es el caso de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac), que es parte del CCE y que en la entidad agremia a 520 marcas de restaurantes y fondas, los cuales han tenido que cerrar por la falta de comensales, no solo por la cuarentena sino por la prohibición de venta de bebidas embriagantes.

Según cifras de esta cámara, en todo el estado hay 11 mil 182 comercios del sector servicios, de los cuales se desprenden 391 mil 370 empleos, mismos que están en la incertidumbre por no saber si sobrevivirán a la contingencia.

Aunado a estos, se encuentran 520 hoteles que han cerrado en todo el estado por la suspensión de actividades turísticas y porque resulta nada rentable mantenerlos abiertos con ocupación mínima, mientras que otros 3 mil 386 micronegocios o establecimientos que operan en lugares como centros comerciales también han tenido que bajar sus cortinas.

El desempleo alcanza a 20 mil poblanos

Aunque muy probablemente el número de desempleados crecerá con el paso de los días y mientras se mantenga la cuarentena, hasta el momento se estima que hay aproximadamente 20 mil poblanos que se encuentran completamente desempleados.

El pasado 8 de abril la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) informó que entre el 13 de marzo y el 6 de abril Puebla perdió 12 mil 26 empleos, además se informó que dos empresas dieron de baja a todos sus trabajadores, no respetando el llamado a la solidaridad de preservar las fuentes laborales.

Aunado a esta situación, el Inegi publicó la tasa de desocupación en Puebla al cierre de marzo, la cual es del 2.8 por ciento y representa a 82 mil 700 personas que a pesar de que han buscado un trabajo, no han logrado encontrar acomodo y no perciben ningún tipo de salario.

Sin conmemoración

Aunque en su origen la conmemoración del 1 de mayo es la representación de la lucha laboral y sindical, los trabajadores poblanos se quedarán sin la posibilidad de tener este escenario que en los últimos años ha servido para exigir mejores condiciones de trabajo pero también para traer a colación temas que afectan a toda la sociedad.

Desde la reinstalación de burócratas hasta la exigencia para entregar la toma de nota a algunos sindicatos emergentes o incómodos, el Día del Trabajo en Puebla permitía a los trabajadores denunciar las malas condiciones laborales pero también exhibir la inseguridad que los afecta a ellos y a sus familias.

La marcha que ha adoptado un recorrido de la Avenida Juárez al zócalo, también representaba socialmente el inicio de una época de puentes vacacionales pues junto con el Día del Niño, son la antesala de una serie de celebraciones como la Batalla de Puebla y el Día de la Madre, las cuales tampoco estarán exentas de la contingencia.