Carmen Salinas no imaginó en el tremendo lío en que se metería, luego de comentar que el coronavirus se originó en el lejano oriente porque era “un castigo a los chinitos por comerse a los perros”.

Declaración que no fue nada grata para el gobierno de este país y, por tal motivo, la Embajada de China emitió un comunicado donde condenaron sus palabras, asegurando que para ellos fueron ofensivas e incluso racistas y le pidieron enmendar su error con una disculpa pública.

Debido a ello, la actriz mexicana retomó su cuenta de Twitter horas después para enviar el siguiente comunicado:

 “Al pueblo de China

 A la Embajada de la República Popular China

 Presente

Por este medio me permito ofrecer mis más sinceras disculpas por el daño y el malestar que mis comentarios pudieron haber ocasionado. Entiendo que en estos momentos en que el mundo enfrenta una amenaza tan grande, en nada ayudan palabras que ciertamente ofenden y señalan sin razón. Puedo asegurarles que nunca tuve la intención de dañar y que mi arrepentimiento es sincero, por lo que me comprometo además a no repetir esta situación. Sinceramente Carmen Salinas”.

La disculpa pública ha provocado todo tipo de comentarios en la red, aunque se desconoce si la Embajada en China ya tuvo noticias de esta solicitud de la artista.