La dirigencia municipal y regidores del PAN exigieron a la alcaldesa de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, usar los 266 millones 840 mil 515 pesos del fondo para contingencias, a fin de frenar la propagación del virus Covid-19 en la capital.

El Comité Directivo Municipal (CDM) del blanquiazul señaló que dicho monto está disponible para la atención de cualquier contingencia y amerita ser utilizado en este momento.

En un comunicado recordó que el dinero fue asignado en el Presupuesto de Egresos 2020 del municipio, en el Capítulo 7000 denominado “Inversiones financieras y otras provisiones”, así que se puede destinar a la adquisición de pruebas para detectar el nuevo coronavirus o en brigadas de prevención y fumigación.

Según el partido, se puede gastar menos de la cuarta parte del total de recursos (61.8 millones de pesos) en aplicar pruebas confirmatorias y desplegar al menos 40 brigadas de detección y 40 de prevención.

Su propuesta es que las brigadas de detección se instalen en los accesos carreteros y aéreos a la ciudad, así como en lugares de concentración como mercados, centrales camioneras, central de abasto, entre otros.

Sus actividades serían medir la temperatura y realizar pruebas confirmatorias de Covid-19 a todas las personas que presentes síntomas, para que quienes resulten positivas se canalicen de forma inmediata al sector salud para su atención y aislamiento.

Las brigadas de prevención podrían trabajar en la sanitización y fumigación de espacios al final de la jornada laboral para que estén libres de concentración de personas.

Calculan inversión de 61.8 mdp

Los panistas calcularon que su propuesta se puede concretar con 61 millones 880 mil pesos del fondo, pues sostuvieron que las 40 brigadas de detección costarían unos 45 millones 360 mil pesos y las 40 de prevención unos 16 millones 520 mil.

A las primeras planteó asignar 40 médicos y 40 enfermeras, que se muevan en parejas en 40 camionetas, equipadas con termómetros, equipos de protección antibacterial, pruebas confirmatorias para Covid-19 y material impreso con información médica.

Para las otras brigadas sugirió que 160 personas se repartan en equipos de cuatro 40 camionetas con equipos de protección, de fumigación e insumos para la sanitización.

Esto con el propósito de frenar la propagación del virus, que hasta este lunes sumaba en Puebla 17 casos confirmados, razón por la que se decretó cerrar los comercios, cines, bares y antros de todo el estado y se sancionará a quien se sepa infectado y rompa el aislamiento.