El gobierno del estado emitió un decreto para clausurar de manera temporal salas de cine, teatro y auditorios, gimnasios, centros deportivos y sociales, clubes de servicios sociales, deportivos y baños públicos, para prevenir contagios de Covid-19.

Estas medidas que incluyen a comercios y de servicios en las que haya aglomeración de personas entrarán en vigor esta semana, informó el gobernador Luis Miguel Barbosa en rueda de prensa.

El consejero jurídico, Ricardo Velázquez Cruz dijo que se podrán imponer sanciones administrativas y penales para quienes no acaten esta norma, aunque no dio más detalles.

Por este decreto, también quedan suspendidas las actividades en casinos, centros nocturnos, bares, discotecas, cabarets, lugares de esparcimiento, exhibiciones, salones de fiesta, auditorios, piscinas, estadios y zoológicos.

Lo mismo aplica para eventos masivos, turísticos, culturales, deportivos, religiosos y sociales que congreguen público.

En los lugares que continuarán operando se deberá evitar la concentración de más de 100 personas en un mismo lugar y en un mismo momento. Para museos y parques, se prevé el cierre preventivo y parcial con la reducción del 50 por ciento de aforo.

En el caso de los negocios particulares se les pide limitar su capacidad al 50 por ciento y garantizar una distancia de 1.5 metros; los restaurantes que permanezcan abiertos deberán colocar sus mesas a 2 metros de distancia y promover el servicio a domicilio mientras que en el transporte público se deberá garantizar la limpieza de las unidades.