Colaboradores de la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco sentenciaron que no permitirán que el gobierno del estado doblegue mediante la fuerza al ayuntamiento de Puebla, tampoco una persecución política o intimidaciones a los policías municipales.

Ante la acusación del gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta en contra de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la capital, por supuestos vínculos con grupos criminales, integrantes del gabinete de la presidenta municipal se dijeron abiertos a una investigación, pero sin que esta represente una persecución en contra de la comuna.

Este domingo, el ayuntamiento de Puebla anunció que presentó ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) una demanda de controversia constitucional para que sea esa instancia la que determine si es válida o no la intención del gobierno estatal por asumir el control de la seguridad pública en la capital.

 

No votamos por las peores prácticas del morenovallismo

Mediante un video difundido en redes sociales donde participan funcionarios municipales, Catalina Pérez Osorio, secretaria para la Igualdad Sustantiva de Género, señaló que el uno de los principios del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador es combatir la persecución política, en referencia a la intención del gobierno estatal.

“… la Cuarta Transformación en Puebla tiene como principal bandera combatir la persecución política típica del morenovallismo, los poblanos no votamos para seguir padeciendo las peores prácticas de regeneración nacional. Estamos abiertos a investigaciones, pero no permitiremos que mediante la fuerza se pretenda doblegar al ayuntamiento de Puebla…”, expresó en el mensaje difundido este domingo.

A su vez el secretario de Gobernación, René Sánchez Galindo, reiteró que excolaboradores de Rafael Moreno Valle intentan apropiarse de la Policía Municipal, con la designación que hizo el gobierno estatal de Carla Morales Aguilar como delegada de seguridad en la capital.

“Una persona que forma parte de un grupo que vulneró la seguridad y la paz de nuestro país”, dijo el encargado de la gobernabilidad en la ciudad.

Liz Aceves, secretaria General de la comuna, sentenció que no se aceptará ningún tipo de intimidación en contra de los policías, después de que circularon versiones acerca de que sería este lunes, cuando por la fuerza, el estado se haría cargo de la seguridad en el municipio.

Por otra parte, Aceves recordó que se solicitó la intervención de la SCJN en el conflicto con la administración estatal y en ese sentido se pronunció por una resolución “responsable y pacífica”. “…todo por la razón, nada por la fuerza”, acotó.

La funcionaria también se pronunció porque se investigue a los integrantes de la Secretaría de Seguridad pero sin ningún tipo de intimidación o de fabricación de pruebas