La presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, advirtió que no permitirá la intromisión de exfuncionarios de la administración de Rafael Moreno Valle ni de origen chiapaneco en la Seguridad Pública del municipio.

Así respondió al emplazamiento que el gobernador Luis Miguel Barbosa le hizo este jueves para que acepte la designación de Carla Morales Aguilar como delegada en la Secretaría de Seguridad Ciudadana, aun cuando está ligada a Ardelio Vargas Fosado, actual asesor del mandatario.

Sobre la acusación que el gobernador hizo de vínculos de los mandos policíacos de la capital con el crimen organizado, la alcaldesa rechazó los señalamientos.

Mediante un video difundido en redes sociales, Rivera indicó que solicitó a “instancias federales” su opinión sobre la designación de un delegado tras el relevo de la todavía secretaria, Lourdes Rosales Martínez.

Expuso que le indicaron que no debería permitir el paso de ex colaboradores morenovallistas, además de mantener la autonomía del municipio, aspectos que le fueron también informados al gobernador.

Rechaza designación

Sin señalar nombres, la alcaldesa indicó que quien fuera secretario de Seguridad Pública durante el gobierno de Moreno Valle no realizó operativos en zonas conflictivas de la capital, sin embargo, ahora asesora a Barbosa Huerta, en referencia a Ardelio Vargas Fosado.

La presidenta municipal se refirió también a personas provenientes de Chiapas, y es preciso señalar que el actual secretario de la dependencia, Raciel López Salazar, es originario de esa entidad.

Rivera indicó que los exfuncionarios pretenden tomar el mando de la seguridad pública en el municipio, lo que no permitirá, ante su historial.

“Por años, gobiernos y funcionarios se abstuvieron de entrar en algunos mercados y zonas con alta presencia delictiva. No lo hicieron el secretario de seguridad de Rafael Moreno Valle y quien fuera en su momento su secretaria particular. Sin embargo, hoy asesoran al Gobernador Barbosa, rechazan nuestras propuestas de más operativos y pretenden tomar el mando de la Policía Municipal. Estos personajes pasaron por Atenco, Chiapas, Migración y el morenovallismo; no pasarán por la 4T”, señaló.

Sostuvo que su gobierno sí ha intervenido en los mercados Morelos, Unión, Independencia, así como en la zona de La Cuchilla y de la avenida 46 Poniente.

Rivera refirió que “instancias federales” recomendaron tanto a ella como al gobernador no permitir el paso de estos personajes y mantener la autonomía del municipio en el control de la seguridad pública.

En ese sentido, la alcaldesa indicó que mantendrá su defensa así como a la división de poderes.

Rechaza vínculos con el crimen organizado

Rivera negó que los mandos de la policía municipal estén vinculados con la delincuencia organizada y refirió que en reiteradas ocasiones cuestionó al gobierno del estado y a la Fiscalía General del Estado si Lourdes Rosales tenía alguna denuncia, noticia criminal o sospecha, y la respuesta siempre fue negativa.

Por otra parte, señaló que al iniciar su gobierno, en octubre de 2018, fueron relevados todos los mandos superiores y medios de la secretaría, con el fin de eliminar cualquier vínculo con bandas delictivas.