Este viernes 20 de marzo, el ayuntamiento de Puebla presentó ante Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) una demanda de controversia constitucional –con base en el artículo 105 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos- con el fin de que defina si el gobernador del estado de Puebla tiene o no facultades para remover y nombrar al titular de la Policía Municipal.

Asimismo, el gobierno de la capital solicitó la suspensión de todos los actos con intención de tomar por la fuerza las instalaciones de la Policía Municipal; “con esto, el Gobierno Municipal y el Gobierno del estado deben dejar a las corporaciones policiales en el estado que se encuentran, es decir, a la baja de la incidencia delictiva”, se indicó en un comunicado.

Hacer lo contrario significaría violar la Constitución federal en su artículo 115 e imponer por la fuerza la decisión de alguno de los dos órdenes de gobierno, se agregó.

De acuerdo con ese mismo artículo, se solicitó también que este órgano judicial declare inconstitucional el nombramiento de delegados por tratarse de una autoridad intermedia, también prohibida en la Constitución mexicana.

“El Gobierno de la Ciudad se mantiene abierto en todo momento a la investigación objetiva y sin fabricación de pruebas de la corporación policial municipal, bajo el principio del combate a la corrupción y la dignificación de los cuerpos policíacos”, se concluyó.

 

Preveían que SSP relevara por decreto a la Policía Municipal de Puebla

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal reportaron desde el sábado que ante el rompimiento de la presidenta municipal de Puebla Claudia Rivera Vivanco y el gobernador Miguel Barbosa Huerta, en las próximas horas se tomaría el control de la Policía Municipal de Puebla y sus agentes serían detenidos.

La medida que se aplicó en la administración de Antonio Gali Fayad con las policías de Chalchicomula de Sesma, Tehuacán o San Martín Texmelucan, se estaría fraguando para la mañana del lunes, ya que fuentes al interior de la SSP comentaron que los llamaron a concentrarse desde las 20:00 horas de este domingo en las diferentes bases de la Policía Estatal.

La acción se daría una vez que la alcaldesa rechazó el nombramiento de Carla Morales Aguilar como delegada de seguridad, al considerar que representa al grupo morenovallista que se pretende erradicar en la entidad, y ante la postura del gobernador de Puebla por imponerla en el cargo.

Los uniformados estatales señalaron que las instrucciones del relevo se les darán apenas estén concentrados en las respectivas bases, sin embargo anticipaban que eran para tomar el control de la Secretaría de Seguridad Ciudadana del municipio de Puebla, luego de que la presidenta municipal se negó a nombrar a Carla Morales a solicitud del gobernador.

Las fuentes explicaron que esta situación podría derivar en la detención de elementos de la SSC, en especial aquellos que no cuentan con arma de cargo o permiso vigente para la misma, además de que los uniformados aseguraron que en las últimas horas personas ajenas a la corporación se acercaron a ellos ofreciendo lugares dentro de la Policía Municipal de Puebla, en un intento de desestabilizarlos.

Los elementos de la Policía Estatal manifestaron su descontento a través de diversos mensajes de WhatsApp ya que acusan que no hay condiciones para permanecer en guardia toda la noche pues incluso se está llamando al personal que se encuentra franco para poder reincorporarlo a la actividad.

En este sentido recordaron que hay tratos desiguales entre las corporaciones, pues por parte de la Policía Municipal de Puebla sí hubo un aumento a su salario, cambio de equipo, uniformes y prestaciones, mientras que para la Policía Estatal no ha habido el aumento homologado que les prometieron y, en lugar de ello, se arrendaron mil patrullas que no están siendo aprovechadas en su totalidad.