La empresa Intercontinental de Medicamentos S.A. de C.V., encargada de surtir fármacos a hospitales poblanos del anterior Seguro Popular y del hoy Instituto de Salud Para el Bienestar (Insabi), es investigada por fraude fiscal por autoridades federales.

Así lo informó en la rueda de prensa presidencial matutina, Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

El funcionario aseveró que entre 2012 y 2019 la empresa recibió de los gobiernos de Puebla, Oaxaca, Guanajuato Tamaulipas e Hidalgo más de 7 mil 83 millones de pesos que derivaron en transferencias internacionales.

En total, sus ingresos por licitaciones públicas ganadas fueron de 9 mil 120 millones de pesos pese a lo cual planteó que registró pérdidas fiscales por 410 millones de pesos, lo que la UIF consideró una irregularidad.

"Esto no resulta compatible con ningún sistema financiero y la única explicación posible tiene que ver con defraudación de naturaleza fiscal, operaciones simuladas a partir de la facturación falsa y, evidentemente, una falta de compromiso con (…) el sector salud", dijo Nieto Castillo.

Falla en reembolso a usuarios

Además de la investigación de la UIFIntercontinental de Medicamentos S.A. de C.V. está relacionada en Puebla con el retraso de reembolsos a usuarios del Seguro Popular e Insabi.

De acuerdo con los afectados, desde el mes de agosto de 2019 la Secretaría de Salud del estado dejó de pagar los tickets de medicamentos que no tienen en farmacia y que los derechohabientes compran con vales, facturados a nombre de la empresa denunciada.

En algunos casos la falta de medicamentos es frecuente y los usuarios deben comprarlos con su dinero hasta dos veces por mes. Hay casos en los que la autoridad estatal ya debe montos cercanos a los 10 mil pesos por persona.