Héctor Alberto Sánchez Morales, nuevo presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), reprochó que sea el Ejército quien se encargue de la construcción de hospitales, ahora denominados bancos del bienestar, en lugar de estar haciendo su función que es cuidar a la ciudadanía.
 
Así lo manifestó en la Mesa Empresarial de e-consulta con Vicky Fuentes, donde el empresario manifestó que el sector de la construcción se ha visto golpeada y actualmente tienen hasta el 60 por ciento de sus agremiados sin obras por falta de proyectos dados por el gobierno.
 
"Muchas constructoras, prácticamente el 60 por ciento de las constructoras que tenemos afiliadas a la cámara, están paradas actualmente (...) Los números con los que terminamos el 2019 son menos del 5 al 10 por ciento , y el tema que los nos salvó fue la obra privada que fue lo más positivo", explicó.
 
Señaló que en el ámbito local hubo una disminución de la obra pública del 17 por ciento, situación que no se veía desde el 2001, además ahora preocupa que el tema de los hospitales por parte del gobierno federal serán construidos por el Ejército. 
 
"Hubo decrecimiento del menos 17 por ciento  en el tema de la construcción general, cosa que no se veía desde el 2001 y nos preocupa mucho a la falta de inversión en la parte del sector público (...) por otra parte el gobierno federal del anuncio de que el Ejército va a construir centros de bienestar", explicó.
 
Explicó que la parte de los hospitales genera una derrama de más de 86 mil millones de pesos, situación que las empresas estarán perdiendo y que a su vez repercute en la generación de empresas y la derrama adicional que eso conlleva.
 
"Eso nosotros no lo vemos bien, yo creo que zapatero a su zapato y yo creo que el tema de la inseguridad es lo que debe de ser atendido por el Ejército y no para estar construyendo, creo yo, nosotros como CMIC estamos muy puestos y hay áreas de oportunidad", abundó.
 
Sobre la cartera de proyectos que se le presentará al gobernador el próximo viernes, adelantaron que está constará de una selección de 150 proyectos, así como la consolidación del Consejo de Infraestructura, donde se puedan planear las obras y haya una comunicación estrecha de las autoridades.
 
Buscan reactivar industria textil
 
En otro orden de ideas el presidente de la Cámara de la Industria Textil Puebla-Tlaxcala (Citex), Carlos Couttolenc López, reportó que el año pasado hubo una caída de hasta el 35 por ciento en las ventas, donde es la importación asiática lo que más les está golpeando.
 
"Nosotros tenemos 170 afiliados. Al cierre del 2019 tenemos una caída del 30 y 35 por ciento en nuestras ventas. Yo creo que el sector en general está muy afectado, al final de cuentas con todas las políticas que implementó el gobierno y es un sector que depende mucho su consumo", manifestó.
 
Agregó que una de las agravantes es la fabricación de uniformes escolares y de hospitales, pero además está el de la ropa o consumo en tiendas, en el cual les afecta mucho el contrabando de ropa, donde hay prendas donde su valor es menor que el costo de la materia prima, además de los robos en carreteras.
 
"Nosotros como respuesta de la autoridad hemos tenido varias reuniones con el C5. En lo particular, como cámara, hemos tenido a través del Consejo Coordinador Empresarial de incidentes, llevamos 20 robos (en 2019) que suman más de 20 millones de pesos del año pasado, y en este año tenemos reportados dos incidentes", detalló.
 
En este sentido el presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive), Federico Carmona Ocaña, precisó que han habido afectaciones en diferentes regiones como Tezuitlán, Tehuacán y en la misma ciudad de Puebla, donde las mismas empresas que se dedican al tema de exportación están siendo afectadas.
 
"Las pérdidas van por regiones y no tenemos un dato claro, la gente ya se cansó de hacer denuncias y tener poco resultados, la mayoría no hay una denuncia (...) las empresas formales sí tenemos afectaciones de varios millones de pesos, pero las más pequeñas no", puntualizó.