La alcaldesa de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, señaló que la ejecución ocurrida este jueves en una tortillería de San Pablo Xochimehuacán es producto de un ajuste de cuentas entre bandas delictivas.

En contraste, el regidor José Luis González Acosta señaló que el caso obedece a presunto cobro de piso por parte de delincuentes a los comercios de la zona y que ha recibido denuncias de empresarios que se ubican sobre la calle 25 Poniente.

El hecho ocurrió en la tortillería La Guadalupana, en donde sujetos armados robaron una camioneta, privaron de la libertad a una adolescente y desataron una balacera, en la que una mujer perdió la vida y un hombre de alrededor de 30 años resultó gravemente herido.

Versiones periodísticas apuntaron posteriormente que el caso se trató del cobro de piso, pues los presuntos criminales habrían solicitado dinero a los dueños del establecimiento.

Fue conflicto entre bandas, dice la alcaldesa

La presidenta municipal refirió que el caso corresponde a ajustes de cuentas de bandas delincuenciales, por lo que aseguró que se montó un operativo de vigilancia con la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y la Fiscalía General del Estado (FGE).

“… al parecer fue un tema de conflictos entre los mismos delincuentes, un tema de ajustes entre ellos”, comentó en entrevista tras asistir a la presentación de la nueva delegada del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), María Aurora García Treviño.

Sí hay cobro de piso: regidor

Por su parte, el regidor José Luis González Acosta, refirió que el caso en cuestión pudo tratarse del cobro de piso a negocios, pues dijo que ya ha recibido denuncias por parte de empresarios sobre esa práctica, en las que estos han señalado que temen por su integridad.

En entrevista, señaló que las denuncias se concentran en comercios que se localizan sobre la calle 25 Poniente, en donde les estarían cobrando fuerte sumas de dinero.

En ese sentido, hizo un llamado a todos los integrantes del Cabildo para poner en marcha una estrategia para contrarrestar la situación, pues refirió que si no se pone un alto escalará a un mayor nivel de violencia.