Quizás te preguntes por qué existe un día internacional casi para todo, que generalmente son cosas o eventos excepcionales. Pues los gatos no se quedaron atrás pese a ser queridos por muchos y odiados por todos.

Este 20 de febrero se celebra el Día internacional del gato y la historia, aunque trágica, de esta fecha se conmemora año tras año.

Los felinos tienen su celebración este día debido a que, en la década de los 90, el entonces presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, adoptó a un gatito, a quien nombró Socks.

Este amigo peludo solía colarse en actos públicos y vivió en la Casa Blanca desde 1993.

Estos animales se han convertido en una de las mascotas preferidas a últimos tiempos, no sólo porque son limpios e independientes también son muy cariñosos -en ocasiones-.

Socks supo hacerse del cariño de los norteamericanos y era querida por todo el pueblo estadounidense. Su popularidad fue tanta, que incluso, entrados los 2000, llegó a formar parte del desfile navideño Little Rock.

Lamentablemente, el gatito favorito de todos falleció un día como hoy, pero de 2009. Desde entonces, el Fondo Internacional para el Bienestar de los Animales decidió que la fecha se convirtiera en el Día internacional del gato.

 

Foto: Twitter / proudxholland_