Unos 50 trabajadores de barrido manual del Organismo Operador del Servicio de Limpia (OOSL) conocidos como naranjitas se manifestaron esta mañana para exigir de nueva cuenta que las autoridades desconozcan a su organismo sindical.

La protesta se realizó a las afueras de las instalaciones de la 16 de Septiembre y 27 Poniente - Oriente, lo que ocasionó que la vialidad fuera cerrada por algunos minutos.

De acuerdo con los manifestantes, Salvador Pérez Xìlotl terminó su gestión al frente del Sindicato de Limpieza, Recolección y Actividades Conexas "General Ignacio Zaragoza" el pasado 7 de febrero sin que haya claridad sobre su reelección.

Esto, señalaron con pancartas y consignas, convierte en irregulares los descuentos de cuotas sindicales en sus nóminas e implica que los comisionados a labores sindicales regresen a sus áreas de trabajo, que incluyen el propio barrido manual.

En la primera semana de febrero el grupo de Pérez Xìlotl informó a los regidores que habían formalizado un proceso de reelección tras obtener la mayoría de votos en una asamblea realizada el 31 de enero.

El grupo de naranjitas pidió que la autoridad electoral revisara la reelección bajo el argumento de que en la asamblea hubo violencia, se les negó el voto y no se cumplieron con procedimientos previos como el registro de planillas alternas.