La noche del jueves se realizó la primera mesa de trabajo entre empresarios y la Secretaría de Gobernación Municipal con la finalidad iniciar un censo para el retiro de los primeros 100 vendedores ambulantes en la ciudad de Puebla, a lo que se comprometió la presidenta Claudia Rivera Vivanco.

Olga Méndez Juárez, presidenta de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac), reveló en entrevista con e-consulta que la reunión de ayer por la noche tuvo como fin establecer lineamientos, directamente con el secretario de Gobernación municipal, René Sánchez Galindo.

"Se tratar de tener un censo sobre los corredores que están invadidos por el comercio informal (…) instalados en puestos de comida en la 25, 27 y 31 Poniente, Plaza Dorada, Bosques de San Sebastián, 4 Sur, 43 Poniente y Finanzas", explicó la presidenta del gremio restaurantero.

Con la finalidad de aprovechar al máximo la reciente apertura del gobierno municipal, Méndez Juárez explicó que para hacer el censo se harán recorridos conjuntos de empresarios y el área de Normatividad, toda vez que el sector empresarial necesita que se aplique mano dura.

"También se habló de hacer algunos recorridos para también nosotros (tenemos que) ver cómo está la zona, porque la molestia es que ellos – el gobierno- dicen que sí se avanza pero lamentablemente el sector empresarial ve otra cosa. Nosotros estamos abiertos a trabajar pero que sí haya mano dura", enfatizó.

Buscarán experiencias de ciudades donde se eliminó el ambulantaje

Méndez Juárez señaló que aunque son pocos los 100 ambulantes a los que se comprometieron quitar en tres meses, también se han buscado alternativas para su reubicación, por lo que incluso se buscarán experiencias de éxito en ciudades que han logrado abatir de forma exitosa este fenómeno.

"Se planteó la posibilidad de interactuar con ciudades en donde han podido erradicar el comercio informal. También se plantearon otras alternativas, como mercados ambulantes o invertir espacios dignos para que dejen las calles", expuso.

Reconoció que muchas veces los espacios en lugares establecidos no son aprovechados porque los ambulantes argumentan que bajan sus ventas, pero aseguró que es más por los intereses de los líderes de las organizaciones de informales.