El ambulantaje, la inseguridad y la prostitución que aquejan a la capital poblana afectan al crecimiento económico, aseveró el investigador de la Facultad de Economía de la Upaep, Marco Antonio Gutiérrez Barrón. 

Consideró que la economía poblana sigue estancada y se espera que crezca apenas en 1 por ciento, insuficiente para generar los empleos que el estado necesita por lo que llamó a fortalecer los sectores textiles, turismo y de la confección, tratando de buscar una menor dependencia del sector automotriz.

Dijo que uno de los principales factores que mantienen estancada a la economía es la inseguridad y se deben aplicar políticas públicas adecuadas para revertirla.

"La inseguridad sigue creciendo y no se ha podido controlar y mientras no se controla la inseguridad, la economía no crece; la seguridad es una condición necesaria para que pueda crecer la economía", explicó.

Agregó que el ambulantaje es una competencia desleal para el empresario establecido legalmente porque los locatarios pagan impuestos, servicios y estas personas no lo hacen, obteniendo ganancias íntegras.

"Si bien es cierto que nuestro estado tiene la necesidad de generar empleos y que muchas de estas personas lo hacen por no encontrar empleo formal, es necesario que la política local se preocupe para regular esto y que les busque un espacio adecuado", señaló.

Otro de los factores, explicó, es la prostitución, que da mala imagen al primer cuadro de la ciudad de Puebla. Lo más viable sería crear una zona específica que regule la situación de trabajadoras así como la delincuencia y la explotación de que son objeto.

Transportistas debe buscar alternativas  

Gutiérrez Barrón también se refirió a que los dueños del transporte deben cumplir con mejorar las condiciones de transporte, a lo que se comprometieron.

Mencionó que hay muchos casos especiales donde los dueños del transporte, o que tienen la concesión, no lo pueden hacer, lo que deben de buscar son formas de financiamiento y una alternativa a través de la banca de desarrollo para crear financiamientos y les permitan mejorar cumplir.

"Hay alternativas, hay que estudiarlas y ver cuál es la mejor y sí es una prioridad hacerlo, no se puede seguir con este transporte porque no es un problema de hoy, es un problema desde hace muchos años" aseguró.