El ayuntamiento de Puebla ganó un juicio de amparo que obliga a las casas de empeño a usar una plataforma electrónica para registrar matrículas de objetos que empeñen sus clientes, por lo que unos 150 establecimientos tendrán que apegarse a la medida.

Con la medida, se evitará la venta de productos robados, pues las matrículas tendrán que ser revisadas por las autoridades municipales, informó el director de Normatividad y Regulación Comercial, Fernando Pastor Herrera.

La resolución fue dictada por la Tercera Sala del Tribunal Colegiado, según comentó el funcionario, quien adelantó que se iniciarán operativos para revisar que las casas cumplan con la medida.

Pastor recordó que pese a que la medida fue aprobada por el Cabildo capitalino desde el año pasado, una veintena de comercios se ampararon para no acatarla, bajo el argumento de que no era necesaria pues no adquieren artículos robados.

Según detalló, la plataforma estará conectada con la Dirección de Emergencias y Respuesta Inmediata, a fin de que se verifiquen las matrículas de artículos como teléfonos celulares, pantallas y otros electrodomésticos y si estos tienen reporte de robo.

Por otra parte, indicó que para que la medida funcione es necesario que quienes sean víctimas de algún robo presenten una denuncia, pues solo así el número de serie del artículo robado estará registrado con las autoridades y este podrá ser ubicado si llegara a ofertarse en casas de empeño.

Señaló que por el momento solo podrán ubicarse celulares y electrodomésticos, pues aún se analizan medidas para que el programa abarque vehículos o joyas, pues estas últimas no cuentan con número de serie. 

Serán las propias casas de empeño las que deberán adquirir el programa, el cual tiene un costo promedio de entre cinco y seis mil pesos, según comentó el funcionario, quien advirtió que habrá multas en caso de que no lo instalen.