Diputados y senadores guardaron un minuto de silencio en memoria de la maestra y el niño que murieron en el tiroteo que se desató en el colegio Cervantes de Torreón, Coahuila.

El viernes 10 de enero, un niño de 11 años llegó con dos pistolas a su escuela y asesinó a su maestra, hirió a seis personas y se suicidó.

La Comisión Permanente del Congreso pidió que las autoridades correspondientes atiendan las causas que provocan este tipo de casos y que combatan el tráfico de armas.

“La Comisión Permanente del Congreso de la Unión exhorta respetuosamente a las autoridades competentes a revisar y analizar desde un enfoque multifactorial e interinstitucional las causas de estos trágicos acontecimientos, así como la problemática de tráfico ilegal de armas”.

El lunes 13 de enero, las autoridades capturaron a José Ángel M, abuelo del niño que asesinó a su maestra y se suicidó, y lo acusaron de ser el dueño de las armas con las que el niño José Ángel perpetró el ataque en el colegio Cervantes.

Gerardo Márquez Guevara, fiscal del estado, indicó que a José Ángel M se le pueden fincar responsabilidades penales por omisión en homicidio dolosos y por haber actuado de manera negligente, en relación con las armas.

José Ángel M actualmente está detenido, fue llevado al penal de Torreón, y será un juez el que determine su situación jurídica.

Santiago Niego Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), informó que congelaron las cuentas de José Ángel M y de Rebeca N, familiares del niño de 11 de años que disparó con dos armas en el colegio Cervantes de Torreón, Coahuila, y asesinó a su maestra.

Foto: @Mx_Diputados