Indígenas de Oaxaca llegaron hasta el Congreso, cerraron con cadenas y dejaron a los legisladores dentro.

Los habitantes de municipios exigen que desaparezcan los poderes en sus municipios y que se instalen los concejos municipales.

Los indígenas que protestaron son habitantes de Santiago Choapam, San Sebastian Tutla y Santiago Astata.

Denunciaron que los presidentes municipales son corruptos y exigieron que les realicen auditorías y les quiten los cargos.

En una nota que publica el diario Milenio se indica que Juan Chávez Maldondo, líder del comité comunitario, afirmó que no permitirán que los saqueen, como ya lo hicieron los administradores municipales.

“No vamos a permitir que otro venga a saquearnos, así como lo han hecho los administradores municipales”.

Los habitantes de la comunidad Santiago Astata denunciaron que Geovany Ricardez, presidente municipal, está coludido con el crimen organizado.

“Somos mayoría y no permitiremos que un presidente municipal que está ligado con células criminales del huachicoleo nos gobierne”.

Los indígenas exigieron que renuncie Antonio Cabrera, director de Gobierno de la Secretaria General de Gobierno, porque nombró personas que fueran a saquear sus comunidades.

Foto: Excélsior TV