El futbolista español David Villa jugó su último partido como profesional con una despedida inmejorable. El Guaje logró conquistar el primer título oficial del 2020: la Copa del Emperador tras imponerse con su equipo Vissel Kobe al Kashima Antlers por un marcador de 2-0.

Villa, aquejado de una lesión que le persigue desde hace varias semanas, no pudo disputar la semifinal de este torneo pero llegó a tiempo para formar parte de la convocatoria del equipo y así disputar los últimos minutos. Salió de cambio en el minuto 92 para darle ingreso a Lukas Podolski; esa fue su última aparición en el terreno del futbol profesional. "He tenido que trabajar mucho estas semanas para poder terminar mi carrera de esta forma tan bonita, ganando un título", aseguró.

El delantero español se va con un palmarés envidiable: 15 títulos con esta Copa del Emperador, un Mundial, una Eurocopa, un Mundial de Clubes (Barcelona 2010). Además, una Liga de Campeones (Barcelona 10/11), una Súpercopa de Europa (Barcelona 11/12), tres Ligas (Barcelona 10/11 y 12/13 y Atlético 13/14), tres Copas del Rey (Zaragoza, Valencia y Barcelona), tres Supercopas de España (Zaragoza 04 y Barcelona 10-11) y por último, la Copa del Emperador (Vissel Kobe 19/20).

En cuanto a los títulos colectivos, uno de los más preciados es el de máximo goleador de la Eurocopa 2008 y el de bota de plata del Mundial 2010. También le persiguen 4 trofeos Zarra (de mejor goleador español de la Liga) y sobre todo el honor de ser el máximo goleador de la historia de la selección española con 59 goles

El futuro de David Villa seguirá ligado al fútbol de forma completa: primero, atendiendo a sus numerosas escuelas 'DV7'; y, segundo, y más importante, será uno de los propietarios de un nuevo club creado en el barrio de Queens, en Nueva York: "Espero de esta forma seguir contribuyendo para que el fútbol se desarrolle", dijo.

Foto: Twitter