Desde el Senado, el PAN insistió en que la designación del auditor Francisco Romero Serrano fue ilegal, así que la impugnará para buscar que se repita el proceso, pero el presidente del Congreso local, Gabriel Biestro Medinilla, negó que esto sea posible.

Sin precisar cuándo se presentará el recurso, la coordinadora de la bancada en Puebla, Mónica Rodríguez Della Vecchia, aseguró que se demandará la nulidad del nombramiento del expresidente del COE por no reunir los votos necesarios para arribar al cargo.

En rueda de prensa acompañada del coordinador de los senadores panistas, Mauricio Kuri González, anunció que el juicio se interpondrá ante “instancias federales”, sin precisar en dónde.

No obstante, hace unos días el líder nacional del PAN, Marko Cortés Mendoza, aseguró que se recurriría a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Rodríguez Della Vecchia señaló que la intención de reponer el proceso es que se elija a un titular de la Auditoría Superior del Estado (ASE) “con estricta observancia del mandato constitucional”.

Esto tras denunciar que el pasado 27 de noviembre Romero Serrano fue electo con 27 votos, lo cual representa solo el 65.85 por ciento de los 41 diputados.

La legisladora sostuvo que se requerían como mínimo 28 votos, que serían el 66.67 por ciento, es decir, las dos terceras partes del poder Legislativo que exige la Constitución Política del estado.

Rodríguez Della Vecchia recordó que al dividir 41 en tres partes y tomar dos de ellas, el resultado es 27.33, de modo que los decimales obligan a que la mayoría calificada sea de 28 votos.

Por considerar que la designación del expresidente del Consejo de Organismos Empresariales (COE) fue ilegal, reiteró que el PAN impugnará para echarla abajo.

Ley está de nuestro lado: Biestro

Gabriel Biestro Medinilla, coordinador de la bancada de Morena en Puebla, minimizó de nuevo la intención de los panistas y sentenció “la ley está del lado” del Congreso del estado.

En rueda de prensa por separado insistió que el nombramiento es legítimo y legal, de modo que no podría invalidarse.

Solo refirió que la oposición tiene el derecho de inconformarse, pero advirtió por adelantado que su recurso será un fracaso.

De nuevo defendió la elección del también presidente del Sindicato Nacional de Empresarios de México (Sindemex) a pesar de su afinidad política con Morena y el gobernador Miguel Barbosa Huerta.

Sostuvo que solo en el pasado la ASE estuvo sometida al grupo en el poder en turno y ahora será distinto, pues afirmó que la simpatía de Romero Serrano no influirá en su trabajo.

Foto: Twitter