En vísperas de la llegada de eurodiputados del Toxi Tour a industrias contaminantes de Puebla, organizadores destacaron que buscan que tanto en Europa como en México los legisladores se pronuncien contra el daño que causan empresas extranjeras en el país. 

Gerardo Pérez Muñoz dijo que el reconocimiento de riesgos debe surgir desde el Senado y los congresos locales, de Puebla, y otros estados recorridos. 

"Que se haga una declaratoria nacional y una declaratoria estatal de emergencia ecológica, de salud y ambiental. Ya no es posible que estemos soportando esos niveles de degradación ambiental", dijo en rueda de prensa. 

Por su parte Oswaldo Villegas Martínez expuso que los legisladores extranjeros podrán presenciar parte de los daños ocasionados por empresas europeas y llevar las quejas a sus parlamentos. 

"Son empresas canadienses, estadounidenses, francesas, alemanas;  y van a venir autoridades de esos países", agregó. 

El recorrido a realizarse en Puebla el sábado por la mañana se delimitó a la planta armadora de Volkswagen, la obra del colector que rechazan vecinos de  Juan C. Bonilla y la presa de Valsequillo

En tanto que por la tarde se expondrán en el Mercado Hidalgo experiencias de oposición al gasoducto en la Sierra Norte, a la contaminación del agua en Palmar de Bravo y a la explotación privada del agua en la cuenca Libres - Oriental. 

Entre las organizaciones locales que promueven el recorrido están la

Unión Popular de Vendedores Ambulantes (UPVA) 28 de Octubre,  Pueblos Unidos Contra la Privatización del Agua (PUCPA), Colectivo Hermanos Serdán, Movimiento para la Defensa del Agua y de la Tierra (MODAT) y Ecotuzuapan. 

Foto: Agencia Enfoque