El estado de Puebla fue incluido en un recorrido para 36 eurodiputados, juristas y toxicólogos extranjeros que realizarán en México un Toxi Tour por zonas industriales del país con altos niveles de contaminación.

En el caso de la entidad, el recorrido organizado por la Asamblea Nacional de Afectados Ambientales (ANAA) y organizaciones locales, se realizará la mañana del 7 de diciembre con visitas a zonas emblemáticas de la zona metropolitana.

El mismo iniciará a las 10:00 horas en la planta Volkswagen, símbolo de industrias contaminantes desde que la planta alemana llegó a Puebla en 1966, señaló la ANAA.

Continuará en la presa de Valsequillo, que recoge aguas contaminadas de la ciudad y que, de acuerdo con organizadores, refleja las políticas del agua en el estado.

Seguirá por Cuautinchán donde acusan que autoridades de los tres niveles de gobierno permiten contaminantes volátiles fuera de norma a la empresa Cemex.

Hacia las 13:00 horas se prevé culminar en Juan C. Bonilla donde pobladores rechazan la obra de un desagüe de la industria textil de Huejotzingo.

Entre las 15:00 y las 18:00 horas las actividades incluirán también foros en el Mercado Hidalgo donde  se expondrán otros conflictos ambientales del interior del estado.

El paso por Puebla forma parte de una caravana nacional con los visitantes extranjeros a realizarse a lo largo de la próxima semana y que también incluye zonas afectadas o contaminadas por industrias en otros estados.

Entre ellas están El Salto, en Jalisco, las cementeras de Hidalgo, el río Atoyac en el estado de Tlaxcala y también la zona de Minatitlán en Veracruz.

Elegir a Puebla en el Toxi Tour, explicó en entrevista el  defensor del agua en la entidad, Gerardo Pérez Muñoz, responde a los mega proyectos y reformas legales que los favorecieron y que comenzaron a impulsarse desde  2012.

"Puebla se ha convertido en el laboratorio para los mega Proyectos y para la criminalización de la protesta social, en un ejemplo", dijo.

 

El exponer a la entidad a la mirada internacional, agregó, es también un contraste importante ante el desinterés sistemático que han tenido especialistas locales.

Entre ellos destacó a los que incluso cuentan con reconocimiento del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), sin que esto garantice que sean críticos.

"¿Qué pasa con aquellos académicos y científicos que tienen un SNI mil, dos mil, tres mil? ¿Qué han hecho con esta contaminación que tenemos en Puebla?", agregó.

Las voces contra mega proyectos, lamentó, han faltado en los últimos años desde la principal institución pública, la Benemérita Universidad Autónoma del Estado de Puebla (BUAP).

También consideró que el silencio del Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología (Cecyt) ha representado complicidad de especialistas.

Imagen e-consulta