La futbolista estadounidense Megan Rapinoe se coronó como la mejor futbolista del año en los premios The Best FIFA de 2019, los cuales sucedieron en la Scala de Milán.

Rapinoe se impuso a Alex Morgan y Lucy Bronze, quienes también estaban nominadas al galardón, ya que lideró a la selección femenil estadounidense en su tercer título mundial y terminó como máxima goleadora de la justa mundialista.

Sin duda alguna uno de los momentos más emotivos de esta premiación fue cuando emitió su discurso, donde mencionó el impacto que tiene el futbol sobre la gente y la urgencia por erradicar el racismo.

Rapinoe agradeció a su familia, novia y entrenadores, además de añadir que historias como las del inglés Raheem Sterling y el senegalés Kalidou Koulibaly son las que la inspiran por su manera de encarar “los asquerosos casos de racismo”.

  • “Si queremos un cambio, todos los demás futbolistas deben levantar la voz contra el racismo”, señaló la mundialista.

Por último, dijo que los ahí presentes (en su mayoría reconocidos y talentosos jugadores de futbol) tienen un gran poder como futbolistas, por lo que los exhortó a servirse de dicho poder para cambiar el mundo.

 

 

Rapinoe ya había dado declaraciones contundentes con anterioridad, pues durante el Mundial fue la portavoz de las y los homosexuales, así como de la causa feminista, además de atacar al presidente Donald Trump.  

Foto: Twitter