Las redes sociales se han vuelto el vehículo por el que millones de personas pueden aportar su palabra dirigida hacia miles de causas. En esta ocasión fueron los famosos en Estados Unidos quienes las ocuparon para exigirle a su presidente, Donald Trump, que detenga ya las olas de violencia y racismo hacia los hispanohablanes.

Luego de que el pasado fin de semana 29 personas perdieran la vida en Texas y Ohio tras distintos atentados con armas de fuego, Twitter alzó la voz con nombres como John Legend, Rihanna o Reese Whiterspoon.

 

 

El mensaje del cantante y compositor cerró señalando a Trump como parte del problema tras inspirar de manera regular a los asesinos.

 

Luego de que Trump publicara que las autoridades seguían procurando más información, fue la cantante y actriz Cari B quien le cuestionó qué es lo que estaba haciendo él con algunos de sus partidarios racistas, pues ya teníamos suficiente información.

 

 

La cantante Rihanna también se lanzó con todo criticando a su país al afirmar que es más fácil conseguir una Ak 47 que una visa.

 

 

Por su parte, la actriz Reese Whiterspoon aseguró que la pérdida de vidas de esa manera es intolerable, añadiendo que las leyes sobre armas de fuego son una exigencia general.

 

 

La actriz Julianne Moore añadió su experiencia sobre lo que ocurrió después, al decir que cuando se fue a dormir había cientos de voluntarios marchando Washington DC tras el tiroteo en El Paso; y cuando despertó, había otro en Dayton.

 

 

La cantante y actriz Cherilyn Sarkisian, insistió en que Trump ha fomentado el racismo desde el año 1970, ironizando acerca de que podría agregar a su currículum estos dos tiroteos masivos.