Tres ejecuciones fueron reportadas en el estado de Puebla durante las últimas horas en los municipios de San Pedro Cholula, Ciudad Serdán y Zoquitlán.

En el primer caso la víctima fue trabajador de un bar, mientras que los dos restantes corresponden a dos hombres que fueron reportados como desaparecidos.

Abandonan cadáver en la banqueta

Un vigilante del Bar Flamingos fue hallado sin vida la madrugada del miércoles a las afueras del establecimiento ubicado en el Bulevar Forjadores, en el municipio de San Pedro Cholula, donde se presume que fue ultimado a balazos y para deslindarse de responsabilidades lo sacaron a la banqueta.

Raúl Tlahuetl López fue hallado al filo de las 4:30 de la madrugada cuando autoridades de San Pedro Cholula recibieron una llamada de auxilio indicándoles que en el lugar había una persona, al parecer herida pues había rastros de sangre.

Personal de Protección Civil Municipal confirmó que el hombre ya no contaba con signos vitales y presentaba lesiones por arma de fuego, por lo que se dio aviso a la Fiscalía General del Estado a fin de iniciar las diligencias de levantamiento de cadáver, así como de recolección de indicios para esclarecer el hecho.

De acuerdo con los primeros reportes, se sabe que el homicidio habría ocurrido dentro del Bar Flamingos, situado en el Bulevar Forjadores casi esquina con la 24 Oriente en el Barrio de Jesús Tlatempa, pero a fin de buscar deslindarse del hecho, compañeros de la víctima lo sacaron del establecimiento y lo dejaron en la banqueta, luego de lavar la entrada principal intentando borrar todo rastro.

Hacia el filo del medo día, el alcalde San Pedro Cholula, José Juan Espinosa Torres, notificó la clausura del bar porque no garantiza la seguridad de los empleados, clientes y vecinos.

[relativa1]

 

 

Le dan tres balazos

Un segundo caso se registró en Zoquitlán, donde el agente del ministerio público acudió al paraje conocido como Xala, para efectuar las diligencias del levantamiento del cadáver de un hombre de 32 años de edad, quien fue identificado con el nombre de Guillermo Reyes.

Los familiares fueron informados mediante una llamada telefónica de parte de los agentes ministeriales, quienes solicitaron su presencia en la carretera Coxcatlán-Tlacotepec de Benito Juárez para la identificación del cuerpo, el cual presentaba tres impactos de bala en la cara.

Hasta el momento se desconoce la mecánica de los hechos en que esta persona perdió la vida, ya que los familiares informaron que salió desde temprano de su casa con destino al municipio de Tehuacán y que no sabían nada de él, por lo que desconocían si se trató de un asalto o un levantón.

Lo abandonan atado de manos

En otro punto de la entidad, en la carretera federal El Seco-Azumbilla fue encontrado el cuerpo sin vida de otra persona, el cual ya presentaba avanzado estado de descomposición, el hallazgo se produjo a unos metros de la entrada de la empresa Granjas Carroll, siendo identificado como Jesús Antonio Serrano.

El ahora occiso y su esposa Elizabeth Ramos fueron vistos por última vez el sábado pasado con rumbo a Ciudad Serdán, cuando fueron interceptados por tres personas con el rostro cubierto que le cerraron el paso y lo bajaron de su vehículo.

El cuerpo fue encontrado con las manos amarradas y los ojos vendados.

[relativa2]