Si eres de las personas que te mueves mientras duermes tiene el doble de probabilidad de sufrir un ataque al corazón, esto según reveló un estudio de la Universidad de Hiroshima, Japón.

La investigación fue dirigida por el doctor Sasaki y presentada en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología en Barcelona. Los datos obtenidos muestran el vínculo que hay entre el sueño y los problemas cardiacos utilizando tendencias estadísticas.

Sasaki concluyó que un mal sueño altera las funciones básicas del cuerpo: pulso, respiración y presión sanguínea, según lo publicado en el Daily Mail.

El estudio, en el que participaron más de 13 mil personas, reveló que el sueño fragmentado debe ser un signo de alerta para futuros problemas de salud.

Además, los resultados mostraron que las personas que se despiertan por la noche tienen un 99 por ciento más de probabilidades de sufrir una angina de pecho. Además, aquellos que se mueven presentan el doble de riesgo de padecer lo mismo.

Otra de las alertas que arrojó la investigación muestra que los que tardan más de media hora en dormir, tienen un 52 por ciento más de probabilidades de sufrir un ataque cardiaco y un 48, de derrame cerebral.

También las personas que duermen menos de seis horas tienen una probabilidad del 24 por ciento más de sufrir un ataque al corazón que los que descansan durante más tiempo.

Foto AdictaMente - blogger

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]