En lo que va del año, la delegación en Puebla de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social ha recibido cinco denuncias por hostigamiento sexual y laboral, pero el número de casos podría ser mayor, pues al ser una conducta que se realiza sin manifestación aparente muchas de las víctimas no denuncian, informó la titular de la dependencia, Vanessa Barahona de la Rosa.

Barahona de la Rosa indicó que al nivel federal escasamente se están creando los protocolos y los reglamentos que demanda este delito, hecho que limita el trabajo de su delegación, la cual debe echar mano solo de los recursos normativos y de ley que en la actualidad existen.

“Nosotros estamos tratando de trabajar con los elementos normativos que hay, pues tenemos que echar mano de la normativa penal para configurar un delito laboral para que así menos compañeras de trabajo puedan verse afectadas”, añadió.

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la funcionaria pública destacó la necesidad de crear protocolos adecuados para poder actualizar las cifras de la entidad, y con ello, investigar y actuar en consecuencia, pues la falta de herramientas concretas han provocado que ninguno de estos casos se hayan resuelto aún.

Mencionó que dentro de las empresas u organizaciones no destaca un giro en específico por tener un mayor número de casos, por lo que cualquier ambiente de trabajo puede ser susceptible de acoso laboral.

“Se da tanto en áreas administrativas como en áreas de líneas de producción. Tanto hemos tenido denuncias del sector manufacturero como de oficinas centrales, incluso hemos tenido quejas de trabajadoras del gobierno del estado, así como de algunas delegaciones federales”, comentó.