Deben ser despedidos los 905 maestros que nadie conoce en sus centros de trabajo en Puebla pero que aún están en nómina, consideró Fernando Treviño Núñez, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

En entrevista, el líder empresarial señaló necesaria la actuación conforme a Ley de las autoridades educativas tanto a nivel federal como estatal y, por lo menos, removerlos de su función para que ingresen docentes que sí impartan clases frente a grupo.

Treviño Núñez señaló que el Censo de Escuelas, Maestros y Alumnos de Educación Básica y Especial (CEMABE) realizado por Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI)  fue un buen ejercicio de transparencia, pero ahora falta actuar al respecto.

"Me parece que todos saben cómo ópera y ha operado el sindicato de maestros en el país y todos somos testigos. Quien quiera tapar el sol con un dedo está equivocado. Seguramente habrá muchos aviadores y hay que atacarlos, y si ya se descubrieron quiénes son, hay que cortarlos", abundó.

El reporte detalla que en Puebla 15 mil 349 docentes no laboran en los centros de trabajo a los que fueron asignados o están ausentes de sus aulas, lo cual a decir del sector empresarial también se debe analizar.

De acuerdo con la base de datos disponible en el portal de la dependencia, se indica que en la entidad prestan sus servicios 105 mil 233 maestros, de los cuales 92 mil 813 sí fueron ubicados en las instituciones en las que estaban registrados.

Sin embargo 12 mil 420 no cumplieron esta condición por diversos motivos, entre los que se encuentran 905 que nadie conoce.

Además existen mil 004 docentes que gozan de licencias o comisiones sindicales y aun así cobran su salario.

Pruebas de control de confianza a empleados bancarios

En otro tema, Fernando Treviño Núñez precisó que el CCE solicitó a las autoridades de seguridad que implementen pruebas de control de confianza a los empleados bancarios, ante el creciente número de asaltos luego de que los clientes retiran dinero de las instituciones.

"Sabemos que desde ahí es donde viene toda la información de adentro", y que en algunas ocasiones son los propios trabajadores de instituciones bancarias quienes ayudan a perpetrar asaltos a cuentahabientes”.

El líder empresarial no precisó qué autoridad se encargaría de hacer la evaluación, pero dijo que es responsabilidad de los bancos y de las organizaciones de policía hacerlo.

"El mismo banco lo puede hacer y la autoridad avalar, las formas ya las tenemos, no hay que estar inventado", detalló. 

Al finalizar, el líder del CCE señaló que los delitos en las inmediaciones de los bancos pueden reducirse, siempre y cuando la sociedad se agrupe y utilicé mecanismos de protección.