La improbable revocación de mandato

Domingo, Septiembre 12, 2021 - 20:19

Una de las propuestas de campaña del presidente fue una herramienta de democracia participativa

Politólogo y Maestro en Ciencias Políticas. Académico de la BUAP. Sindicalista y dirigente FROC-Puebla. CONLABOR. Ex Diputado Local y Federal

Una de las principales propuestas de campaña del presidente Andrés Manuel López Obrador fue legislar la revocación de mandato, que junto con la consulta popular pretendían construir una democracia participativa, con instrumentos nunca utilizados en nuestro país.

La semana pasada se logró que la Cámara de Senadores aprobara con 101 votos a favor y sólo dos en contra la revocación de mandato y que pregunten a los mexicanos:

“¿Estás de acuerdo en que a (nombre), presidente/a de los Estados Unidos Mexicanos, se le revoque el mandato por pérdida de confianza o siga en la presidencia de la República hasta que termine su periodo?”

A diferencia de la consulta ciudadana en la que la puede presentar, el presidente, el Poder Legislativo y la sociedad a través de recabar el 3 por ciento de las firmas de la lista nominal, de aproximadamente 90 millones de electores registrados en el INE. La revocación de mandato sólo puede ser solicitada por la sociedad.

La cifra anterior tiene que estar distribuida en al menos 17 estados de la República Mexicana y que representen, como mínimo, el tres por ciento de la lista nominal de electores de cada uno de esos estados.

Para este proceso, los partidos políticos podrán promover la participación ciudadana en el proceso de revocación de mandato y se abstendrán de aplicar recursos públicos y privados para influir en las preferencias ciudadanas.

También la organización, desarrollo y cómputo de la votación de la revocación de mandato estará a cargo del Instituto Nacional Electoral. Para lo anterior, el INE ha solicitado a la Cámara de Diputados que incluyan en su presupuesto de 2022, la cantidad de 3,830 millones de pesos para la revocación y 1,930 millones para llevar a cabo una consulta ciudadana

Recordemos que la consulta para enjuiciar expresidentes llevada a cabo en junio pasado tuvo un costo aproximado de 500 millones de pesos; en esta ocasión el INE solicita más de 7 veces para la revocación y casi 4 veces para la consulta ciudadana.

Lo anterior sin tener certeza sobre si se llevará a cabo la revocación de mandato que sería en el mes de marzo de 2022 y tampoco si habrá una consulta ciudadana.

La consulta ciudadana del año pasado se debió en gran medida a la iniciativa presentada por el presidente López Obrador, ya que la sociedad civil no pudo recabar las firmas necesarias. ¿Será que la oposición al Presidente como el FRENA (Frente Nacional Anti AMLO) tengan la capacidad para recabar aproximadamente 2,700,00 firmas?

Les puedo anticipar que no.