Elecciones de Rector en la BUAP

Domingo, Septiembre 12, 2021 - 09:07

Una vez definida la elección del rector, se convocará a la elección de la máxima autoridad colegiada

En las circunstancias actuales se debe tomar en cuenta las situaciones de excepción, y a la luz de las misma,s analizar las formas de aplicar las normas que regulan los procesos relacionados con el evento que me ocupa; por ello es menester considerar lo que la normatividad universitaria establece respecto a la elección del Consejo Universitario (CU) y la elección de Rector. El Estatuto Orgánico de la BUAP establece en sus artículos 39, 40, 41, 42, 43, 44 para la elección del Consejo Universitario y sobre la elección de rector en los artículos 59, 60, 61.

Artículo 39. El Consejo Universitario estará integrado por: I. El Rector, quien será su Presidente. II. Las autoridades personales de las unidades académicas. III. Los consejeros representantes de las unidades académicas. IV. Tres representantes de los trabajadores no académicos. El Secretario General de la Universidad fungirá como Secretario del Consejo Universitario, con derecho a voz pero no a voto.

Artículo 40. Las unidades académicas elegirán dos representantes de entre los miembros del personal académico y dos de los alumnos.

Artículo 41. Los tres representantes de los trabajadores no académicos se elegirán de la siguiente manera: uno por el área del Carolino; uno por el área de la Salud y uno por el área de Ciudad Universitaria.

Artículo 42. Por cada representante se elegirá el suplente respectivo. Tanto los consejeros propietarios como los suplentes durarán dos años en el cargo.

Artículo 43. Las elecciones de consejeros representantes de miembros del personal académico, alumnos y trabajadores no académicos se efectuarán cada dos años y por separado, previa convocatoria que emitirá el Rector por lo menos con un mes de anticipación. El Secretario del Consejo Universitario será el responsable del proceso electoral.

Artículo 44. Los consejeros representantes serán elegidos por voto universal, directo y secreto de sus respectivos representados. El voto se depositará en urnas transparentes fijas y conforme a los padrones correspondientes…

Artículo 59. El procedimiento para el nombramiento del Rector constará de dos etapas: I. De auscultación para la nominación de candidaturas y la auscultación sectorial a través de la votación sectorial respectiva. II. La calificación del proceso de votación y el nombramiento del Rector por parte del Consejo Universitario. Con la finalidad de organizar y desarrollar el proceso de auscultación para la nominación de candidaturas, el Consejo Universitario designará la Comisión respectiva, cuya integración y funciones se establecerán en el Reglamento de Elección de Autoridades Personales Universitarias.

Artículo 60. Los consejeros representantes emitirán su voto conforme a los mandatos conferidos por sus representados, a través de la votación sectorial, individual, libre, directa y secreta. Los directores de Unidad Académica emitirán su voto de manera libre en una urna transparente antes de la sesión del Consejo Universitario, cuando el asunto a tratar se refiera a la elección del Rector.

Artículo 61. Las normas y procedimientos para efectuar la auscultación para el nombramiento del Rector se especificarán en el Reglamento de Elección de Autoridades Personales Universitarias

El Estatuto Orgánico nos remite para el procedimiento de las acciones electorales al reglamento de elecciones. Si aplicáramos la normatividad en condiciones normales seria indiscutible que la autoridad máxima de la institución, del Consejo Universitario debió efectuarse en el momento oportuno para que su relevo se realizara al cumplirse los dos años de duración del órgano colegiado; para ello debió convocarse por el propio CU por medio de su Presidente (el Rector) en los primeros meses del año 2021, para cumplir lo que establece el Estatuto orgánico de BUAP, en su artículo 43.

No fue así. La razón de tal hecho se encuentra en un acuerdo consensual que se dio al interior del máximo órgano de gobierno Universitario, que incluye al Rector (la máxima autoridad colegiada y la máxima autoridad personal de la Institución), por la situación que ha significado el impacto de la crisis sanitaria provocada por la pandemia del Covid-19; ello llevó a que el CU continuase en funciones más allá de los dos años de duración que establece la Legislación Universitaria.

El acuerdo consensual al interior de la máxima autoridad se demuestra y queda debidamente constatado, con la realización de sendas reuniones del CU posteriores a la fecha de vencimiento del plazo de los dos años de duración de los consejeros. Sus acuerdos fueron acatados sin cuestionamiento por los integrantes del CU, todos ellos representantes de los universitarios.

Para mayor precisión se cumplió en marzo de 2021 el periodo de dos años de duración para el consejo vigente. En el marco de la decisión de postergar (por acuerdo consensual) el mandato para el CU para realizar los eventos de elección de autoridades personales de las unidades académicas, las convocatorias respectivas debieron ser emitidas por el CU a través de su presidente, y a solicitud de los directores en funciones de las respectivas unidades académicas, de acuerdo a lo establecido en el artículo 2-2 del Reglamento de Elección de Autoridades Personales Universitarias de la BUAP.

El viernes 21 de mayo de 2021, seis importantes unidades académicas de la BUAP, por su influencia y el tamaño de su comunidad, tuvieron elecciones para renovar a sus directores. Se trató de la preparatoria Emiliano Zapata, de las Facultades de Medicina y de Ciencias de la Comunicación, los Institutos de Física y de Ciencias Sociales y Humanidades, así como la Escuela de Artes Plásticas y Audiovisuales.

Nótese que entre las mencionadas se encuentra la que se realizó en el ICSyH presidida, en ese momento, por el Dr. Francisco Vélez Pliego, quien es uno de los universitarios impugnadores de la vigencia de la autoridad del Consejo Universitario actual. También se puede constatar que en la sesión del CU realizada el 29 de abril, (cuyo citatorio se emitió el 27 de abril) fungió como secretaria del CU la Maestra Guadalupe Grajales misma que desempeñaba, en ese momento, el cargo de secretaria General de la BUAP. Como esos hechos descritos se dieron eventos que ratificaron la aceptación consensual de la extensión del mandato del actual consejo universitario, en tal circunstancia es evidente que su vigencia es indiscutible.

Así que no hay duda de que es procedente que se mantenga la autoridad del CU y en el seno de él fue pertinente que se diera la discusión acerca de la renovación de las autoridades máximas (la colegiada y la personal) de la universidad y que, en cualquiera de los casos, se tiene que aceptar la vigencia de la autoridad del consejo universitario en funciones, lo que significa acatar los acuerdos del mismo.

El acuerdo de los representantes de los universitarios integrantes del CU definió que la vía segura para posibilitar a los universitarios decidir acerca de la renovación de su máxima autoridad colegiada y personal, en ese acuerdo se optó por comenzar por la renovación de la autoridad Personal Máxima, por elegir primero al Rector o rectora, lo que significa renovar primero a su máxima autoridad personal y por esa vía al elegir primero a la máxima autoridad con el propósito de lograr una situación de estabilidad institucional que asegure un ambiente propicio para que los universitarios renueven su máxima autoridad colegiada, es decir a su consejo universitario, lo que permitirá que la institución siga marchando vigorosamente hacia su consolidación.

Para eso deberá aplicar lo marcado al respecto por el reglamento de elecciones consistente en:

Reglamento de elección de autoridades personales Universitarias

Artículo 2-2. Las convocatorias para el nombramiento del Rector y de los directores de Unidad Académica serán expedidas por el Consejo Universitario por conducto de su presidente. En el caso de los directores de unidad Académica la emisión de la convocatoria será solicitada por el director (en funciones de la unidad correspondiente.)

De acuerdo a la normatividad correspondiente, si se hubiese decidido renovar primero la máxima autoridad colegiada se tendría que aplicar el procedimiento del estatuto para renovar el CU, en el que se establece que la convocatoria se debe publicar al menos con un mes de anticipación de dicho proceso, lo que significaría llevar la elección del órgano colegiado a una fecha posterior al término del mandato del actual rector, ello se traduciría en la necesidad de prolongar el mandato del actual Rector, o bien admitir el nombramiento de un rector interino o uno por ministerio de ley. En tanto que si se procede a resolver la situación excepcional motivada por la pandemia por la vía de lo que el Consejo Universitario en funciones acordó, en el sentido de emitir la convocatoria para la elección del Rector, se estará actuando de acuerdo con lo que conviene a la Institución: consistente en realizar primero la elección de rector y, una vez electa la máxima autoridad personal de la BUAP, ésta promoverá que el CU convoque a la elección de la máxima autoridad colegiada de la universidad, es decir, a la elección del CU. Tal circunstancia corresponde con lo que conviene a la institución para asegurar la buena marcha de la misma y conservar su estabilidad y firmeza, lo que se traducirá en su consolidación como Institución académica de alta calidad y de alto impacto en la vida cultural y académica de Puebla.