La incongruencia recurso para gobernar mintiendo

Viernes, Diciembre 25, 2020 - 13:25

Todo se ventila en los medios para crear el ambiente necesario para repremir

Es un estudioso de la realidad nacional y es líder de Antorcha en la región de Izúcar de Matamoros. Actualmente, es diputado federal. 

En su edición del 14 de diciembre del presente año, “La Jornada de Oriente” cabeceó: “Condena Santiago Nieto que se filtrara información de Henaine, la acusación debe resolverse en un tribunal”. En el cuerpo de la nota se lee: “El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Santiago Nieto Castillo, condenó la filtración en los medios de comunicación de una denuncia penal en contra de Ricardo Henaine Mezher, de su hijo Roberto Javier Henaine Buenrostro y de Jesús Sesma Juárez, dirigente del PVEM, por transacciones bancarias con recursos de procedencia ilícita… El funcionario federal indicó que ese tipo de temas deben debatirse en el Ministerio Público y en los Tribunales, y no en los medios de comunicación”.

Lo hasta aquí declarado no tiene defecto alguno. La pregunta es: ¿Por qué hasta ahora se viene a decir esto? Seguramente se trata de un golpe artero a los mencionados, como a tantos otros perpetrados por la UIF, y que con la filtración a los medios apenas pueden defenderse a tiempo de las canalladas de Santiago Nieto. Nunca se ha procedido  -por parte de Santiago Nieto-  a través del Ministerio Público y los Tribunales con ninguno de los que son víctimas de la venganza política de la Cuarta Transformación. Muy por el contrario. Todo se ventila primero en los medios, se crea el ambiente suficiente y necesario entre la población para ejercer a sus anchas la represión, disfrazada de acción justiciera contra la corrupción.

La UIF ejerce funciones de Agente del Ministerio Público y de Juez “insobornable”, lo que le ha permitido -siempre en los medios- declarar culpables y emitir sentencias irrevocables. Infinidad de veces y de diferentes formas el Movimiento Antorchista, que ha sido víctima de esta política represiva, ha exigido respeto estricto al procedimiento judicial, pues hoy, con el más absoluto descaro, la UIF maneja como norma de procedimiento en sus actuaciones, el enjuiciamiento a través de los medios, sin que nunca se nos haya hecho caso y menos respetado nuestro Derecho Constitucional.  

Por tanto, si la filtración ahora se maneja hasta como un reclamo a los medios, no es más que una forma de querer echar tierra a las actuaciones anteriores y vestirse con el ropaje de instancia respetuosa de la Ley y del Derecho, para seguir cometiendo más y mayores abusos en contra de los disidentes de la cuarta transformación. Es una forma de encubrir sus abusos para seguir haciendo creer al electorado, ante la proximidad de cambio de Gobernadores y de Diputados, que son la encarnación de la justicia, de la honradez y de la honorabilidad. Repudiemos a los lobos con piel de cordero.

Por otra parte, el Dr. Hugo López Gatell es culpable de haber ocultado a la población la peligrosidad del virus Covid-19, de haber manejado cifras total y absolutamente falsas sobre el número de muertes que sobrevendría por este mal; de haber hecho, por lo mismo, un mal  manejo en el control de la pandemia; de haberse negado a realizar pruebas para detectar a los contagiados, aislarlos y disminuir el número de contagios, de muertes y de otorgar los posibles apoyos a los enclaustrados, evitando así el cierre masivos de negocios; de haber manejado los colores del semáforo como medida de control de la pandemia; y ante su descontrol absoluto, además se atrevió a declarar con un cinismo criminal que el color del semáforo era “intrascendente”. En la Ciudad de México, el Edo de México y otros lugares más, intentó ocultar que hacía tiempo que venían estando en color rojo, con el propósito de no declarar el estado de emergencia, con sus consecuente problemas económicos y con el desprestigio de todo su actuar.

Todo este desastre, toda la ola de decesos y contagios, no es producto sólo del virus, sino como lo hemos demostrado líneas arriba, de las malas decisiones del gobierno morenista en el manejo de la pandemia, de la ola de engaños y ocultamiento de la verdad sobre la misma, que de haberse enfrentado de manera oportuna inteligente, agresiva y científica, ya estaría muy próxima de encontrarse bajo control. Un ejemplo: El uso del cubrebocas es ignorado por el presidente, y obviado por Hugo López Gatell, a pesar de tratarse de la principal y más elemental recomendación para protegerse del coronavirus.

Al presentar a la vacuna como la salvación mágica para evitar los miles de muertos y de contagiados en el país, se la convierte en un engaño más al pueblo, pues al presentarla de esa manera y no decir que las dosis compradas se aplicarán en primera instancia al sector médico, y al manejarse por López Obrador que continuarán los Profesores, se oculta a los humildes de este país, que su acceso a la vacuna tardará, por lo menos, hasta mediados o fines del 2021. No explicarlo con esa contundencia, está provocando un total abandono de las prevenciones en los que las practicaban, y una total indiferencia a aplicarlas a quienes de por sí no lo hacían, con el consecuente aumento de muertes y de contagios.

El engaño del que nos hacen víctimas no sólo ha producido, y seguirá produciendo, miles de muertes y de contagios, también oculta la responsabilidad del gobierno, al llenarnos de mentiras, de falsas soluciones, de usos fantásticos de colores y de falsas esperanzas en un corto plazo, de manera tal que el pueblo le echa la culpa de su desgracia a todo, menos al verdadero responsable: el gobierno de la República. Descubrir y entender la verdad es necesario para abrir los ojos al pueblo. No hacerlo es convertirnos en cómplices del delito de lesa humanidad y de seguir perpetuando en el gobierno a un partido que ha hecho de la incongruencia su forma de gobernar. Se engaña al pueblo, cuando el gobierno se permite tan pronto decir una cosa como luego decir otra. Y lo más grave: decir una cosa y hacer otra totalmente contraria.  


Encuesta