¿Inercia o transformación?

Domingo, Diciembre 6, 2020 - 08:59

Lo que se vende en el mundo es lo efímero y el conocimiento es desechable

Doctor en Educación UAT. Tuvo estancias postdoctorales en Lonergan Institute de Boston College. Miembro de SNI, Consejo de Investigación Educativa, Red de Investigadores en Educación y Valores, y ALFE. Decano UPAEP

Con mi solidaridad para E-Consulta.

 

“El futuro ya no es lo que era. Una atinada frase atribuida a Paul Valéry, dicha en un momento incierto y cambiante, como fue el paso del siglo xix al xx, que ha tenido muy notables apropiaciones a las que, sin el más mínimo disimulo, nos sumamos: consideramos que ilustra a la perfección nuestra realidad y las reacciones ante ella, no exentas de desconcierto o perplejidad en muchas ocasiones.

¿Cómo será la educación en el año 2030? O bien, con mayor precisión, ¿existirá la escuela en el año 2030? “

Mariano Jabonero. La educación del mañana: ¿Inercia o transformación? Prólogo.

https://oei.int/publicaciones/la-educacion-del-manana-inercia-o-transformacion

 

            Efectivamente, como dijo el poeta Valery y cita el Dr. Jabonero, Secretario General de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) en el prólogo de esta nueva publicación[1] recién salida a la luz, el futuro ya no es lo que era. El futuro de nuestros antepasados era mucho más cierto y predecible, la sociedad era más estable y los cambios se producían con mucho mayor lentitud que en nuestros tiempos vertiginosos del cambio de época.

            Por eso se educaba para siempre, se enviaba a los hijos a la escuela para que aprendieran cosas que les iban a servir toda su vida. Tanto los conocimientos –que se fijaban por mucho más tiempo y sin muchos cuestionamientos se asumían como verdaderos- como los valores que también eran duraderos, universales y proporcionaban una ruta más clara para orientar la existencia, eran transmitidos con toda seguridad por los maestros que tenían marcos congnitivos y morales muy bien establecidos y aceptados por la mayoría de la población.

            Pero ahora, dice Bauman en un excelente y breve libro llamado Los retos de la educación en el mundo líquido –que puede consultarse en esta liga: http://ciec.edu.co/wp-content/uploads/2017/06/Bauman-Zygmunt-Los-Retos-De-La-Educacion-En-La-Modernidad-Liquida-1.pdf - lo que se vende en el mundo no es lo durable sino lo efímero, no es lo común sino la diferencia, tanto en el campo del conocimiento que se ha vuelto una mercancía desechable como en el de los valores que también se consideran adaptables y cambiantes según el momento, un poco a la manera de la famosa frase de Marx –no Karl sino Groucho- que dicen que decía: “Estos son mis principios y si no les gustan, tengo otros”.

            En este marco en el que el mundo se ha vuelto, como dice Morin, un océano inmenso de incertidumbre con pequeños archipiélagos de certeza, se ubica el libro La educación del mañana: inercia o transformación que bajo la coordinación del ex Secretario de Educación Pública de nuestro país, Otto Granados Roldán,  actual Presidente del Consejo Asesor de la OEI que está compuesto por treinta expertos internacionalmente reconocidos ha sido publicado recientemente y está ahora empezando a difundirse.

            Tomo aquí la descripción que hace el Dr. Mariano Jabonero en el prólogo de este libro sobre los distintos capítulos que contiene esta obra que sin duda será de consulta imprescindible para todos los que nos dedicamos a la educación y los que sin ser parte de los sistemas educativos de los países de Iberoamérica estén interesados en el futuro de la educación en la región, que es sin duda un elemento central en la definición de lo que pueda llegar a ser el futuro de las sociedades iberoamericanas.

            En el primer capítulo, el coordinador de la obra habla de la educación superior que es tal vez –dice Jabonero- la oferta educativa de mayor crecimiento en la región y plantea la relación de este nivel educativo con aspectos como la innovación y la productividad, indispensables para poder aspirar al desarrollo de los países.

            Rafael de Hoyos se ocupa de las escuelas del futuro y aborda el tema de la equidad educativa llamando la atención sobre la “trampa de los promedios” que ocultan o suavizan la realidad de desigualdad de los sistemas escolares y la realidad lacerante que sufren los más pobres. Por su parte Claudia Peirano trata en su trabajo sobre el despertar del entusiasmo por aprender de niñas y niños haciendo un llamado a responder con compromiso a ese entusiasmo.

            En su capítulo Emiliana Vegas y Alejandro J. Ganimian desarrollan el tema del uso de las tecnologías para mejorar los procesos de aprendizaje y Cecilia Ma. Vélez hace un análisis de la importancia de acelerar los cambios en el sector educativo para responder a los enormes desafíos de nuestro cambio de época. Claudia Limón hace una aportación que trata de algunas claves para usar las tecnologías con el fin de desarrollar habilidades en los estudiantes.

            El destacado investigador chileno José Joaquí Bruner presenta una reflexión sobre los escenarios de la educación en tiempos de pandemia y Ernesto Treviño, desarrolla un capítulo acerca de cómo será la educación después de la COVID-19 respondiendo a la encrucijada que esta pandemia está presentando al sistema educativo formal.

            Hugo Díaz realiza un trabajo sobre la educación de personas adultas, la formación profesional, el crecimiento y el empleo en la región iberoamericana y Jorge Sáinz describe los distinos modelos de inteligencia artificial aplicables a la educación. Por su parte, Melina Furman reflexiona sobre las enseñanzas de la pandemia centrándose en las modalidades híbridas de educación.

            La investigadora María Helena Guimaräes describe el impacto que tiene en estos tiempos la COVID-19 en la sociedad brasileña y sus impactos en la educación al timpo que Mariano Narodowski pinta el escenario de la educación en tiempos de post pandemia o en lo que los medios han dado en llamar “nueva normalidad”. El capítulo de José Augusto Pacheco aborda una visión distinta de la educación básica en tiempos de incertidumbre y José Henrique Paim Fernandes enfoca su trabajo analítico enresponder a la pregunta por lo que será la educación en el año 2030.

            En los últimos tres capítulos, Renato Opertti trata el tema del progreso hacia una nueva normalidad que sea transformacional y no meramente reactiva a las condiciones del contexto post pandemia, Sergio Cárdenas se ocupa del muy relevante tema del aprendizaje a lo largo de la vida en América Latina en los tiempos que sigan a la contingencia sanitaria y para cerrar con broche de oro, Fernando Reimers hace un análisis de las perspectivas de la educación después de la pandemia y la posibilidad de un necesario renacimiento educativo a partir de la crisis.

            ¿Inercia o transformación? es la pregunta que recorreo todos los capítulos de este nuevo libro como lo plantea acertadamente su título. Porque la crisis de la pandemia derivada del virus SARS-cov-2 puede significar simplemente una pausa dentro de las actividades de sistemas educativos como los iberoamericanos que tienen enormes retos de cambio pero no han podido o no han sabido transformarse para responder a ellos o puede ser realmente una oportunidad para regenerar estos sistemas y construir procesos educativos que realmente se ocupen de las grandes reformas paradigmáticas que plantea Morin para salvar a la humanidad, realizándola.

            La reforma del pensamiento para que la escuela aporte elementos para poner en ciclo los saberes y reconocer que los problemas complejos de la realidad no pueden abordarse desde visiones fragmentadas como las de la escuela de hoy. La reforma de la vida y de la civilización para construir desde la educación nuevos imaginarios, narrativas y modelos de civilización que sean realmente sustentables y no como los que hoy dominan el mundo de la globalización del mercado. Reforma moral para construir una ética del género humano que permita construir una convivencia armónica en la diversidad a partir de los elementos comunes que nos unen como miembros de la misma especie.

            Reforma del espíritu, que es tal vez la síntesis de todas las reformas porque consiste en cambiar la cosmovisión de los seres humanos de este planeta para responder con mayor pertinencia a las preguntas básicas: ¿De dónde venimos? ¿Qué hacemos aquí en la tierra? ¿Hacia dónde deberíamos orientar nuestra vida y la vida?

            Invito a mis cinco lectores a descargar de manera gratuita este libro en la liga que aparece en el epígrafe del artículo de hoy y a estudiarlo a fondo para caer en la cuenta de los distintos elementos que hoy están marcando un llamado al cambio en la educación para poder construir un verdadero cambio social.

            Porque la crisis planetaria que ha amplificado la pandemia tiene que invitarnos a no seguir en la inercia sino a transformarnos para poder generar una verdadera transformación del sistema educativo.

 

 

 

[1] Granados, Otto, (2020), La Educación del mañana. ¿Inercia o transformación? Madrid, OEI.  https://oei.int/publicaciones/la-educacion-del-manana-inercia-o-transformacion

 

 


Encuesta