Miércoles, 12 de Agosto de 2020     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



De buenas intenciones, no sobrevivimos

Miércoles, Julio 15, 2020 - 09:03
 
 
   

Es evidente que la pandemia del COVID-19 en nuestro Estado no se ha domado y en consecuencia los contagios, así como el número de fallecimientos y desempleos han ido al alza, prueba de ello, es que la mayoría de nosotros sabemos de alguien en nuestro primer círculo social que padece alguna de esas tres situaciones.

Ante esta situación, es evidente la falta de estrategia coordinada entre los tres niveles de gobierno, pues por una parte el Gobierno Federal con sus números alegres y sus decálogos nutricional-espirituales que de nada han servido para el control del virus, al contrario, se ha disparado el número de contagios, situando a México como el cuarto país con más muertes por COVID, superando incluso a Italia, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Asimismo, la falta de estrategia coordinada le resta seriedad y contrapone los decretos emitidos por el Gobierno del Estado, y a su vez las autoridades municipales por falta de capacidad, presupuesto y tratando de evitar problemas con sus habitantes, no cumplen dichos decretos y permiten se anteponga la necesidad de tener lo mínimo indispensable para vivir.

Lo anterior, confunde continuamente al ciudadano quien puede escuchar que el uso de cubre bocas no es necesario y semanas después la misma autoridad que lo mencionó ahora reitera que el uso del mismo es importante para la reducción del riesgo.

Otro factor importante, es la iniciativa privada que a falta de estrategia gubernamental, su prioridad ha sido tomar decisiones buscando evitar la quiebra y el incremento de desempleos, como la reducción de salario y en algunos casos la suspensión temporal de sueldos.

Ante esto, es importante aclarar que si bien hay ciudadanos irresponsables, también hay hombres y mujeres con una actitud de resiliencia, motivados por aquellos que tienen la necesidad de salir en cumplimiento de su trabajo a pesar del riesgo que implica para su salud y la de sus familias, siendo los más afectados por la falta de apoyo gubernamental.

Por lo anterior, es más frecuente ver en nuestras áreas de convivencia social líderes emergentes con empatía y proactividad, motivando la suma de esfuerzos individuales que van dando resultados comunitarios positivos; los vemos gestionando recursos para el bienestar de los más vulnerables o los más expuestos, son grupos sociales aportando campañas que ayudan a mitigar el aumento de los contagios, en resumen vemos a líderes tomar acción ante la mayor problemática del momento, lo cual se refleja en familias con alimentos, médicos con equipo necesario para la atención de enfermos por Coronavirus o usuarios del transporte público con insumos de protección (gel y cubre bocas).

Estos ciudadanos son los que están dejando en evidencia la incompetencia de los gobiernos y han dado muestra de las acciones que se pueden emprender para ser solidarios, sin la necesidad de ser político o funcionario, únicamente con el ánimo de apoyar a los demás miembros de la comunidad, sin esperar nada a cambio más que la satisfacción de apoyar evitando así una mayor desgracia.

Para perfiles “nuevos que tuvieron buenas intenciones”, sobran nombres en los funcionarios de la 4T poblana que actualmente brillan por su ausencia ante las consecuencias de la pandemia, pues ni como funcionarios, ni como activistas los vemos.

Por cierto, todo esto cobra relevancia en la vida política del Estado, pues en las últimas semanas entre declaraciones y hechos notables se habla del relevo generacional, sin embargo por las circunstancias que enfrentamos, debe ir más allá de sólo rostros nuevos, exige la participación de líderes que tengan una visión clara de cómo hacer las cosas, que tengan la apertura suficiente para reconocer errores y estén dispuestos a abrir las puertas a propuestas resolutivas, que generen equipos con experiencia en distintos ámbitos y que sin perder ese contacto con la sociedad mantengan la credibilidad de la gente durante su incursión en la vida pública.


Semblanza

Irvin García

De Acatzingo. Politólogo BUAP. Director Atención Ciudadana Ayuntamiento de Puebla, Encargado de despacho de la Coordinación General de Delegaciones de la SEDESOL del Gobierno de Puebla y Asesor de Municipal. Responsable de Enlace Legislativo en el Congreso de la Unión

Ver más +

Encuesta