Miércoles, 8 de Julio de 2020     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



El desfalco al magisterio ha quedado al descubierto

Martes, Junio 30, 2020 - 09:51
 
 
   

Aflora un enorme desfalco, perpetrado en perjuicio de los trabajadores de la educación, urdido, precisamente, en los momentos en que, bajo la cubierta de la maladada reforma del años 2013,  se esgrimía una  campaña de comunicación  orquestada con el propósito de linchar política y moralmente a al magisterio del país, en tanto que un agrupación ultraconservadora como es “Mexicanos@Primero” se apretaba al asalto de un bien público que es patrimonio de todos los mexicanos.

A principios del pasado mes de noviembre, la reportera Maribel Morillón de e-consulta, publicaba una nota al respecto, en tanto que la misma casa editorial ha dado cuenta en estos días del testimonio vivido al respecto por el articulista Miguel Ángel Rodríguez.

La nota de la reportea señalaba al respecto:

“A partir de este año los maestros de la Secretaría de Educación Pública de Puebla no reciben el pago correspondiente al seguro de vida a pesar de que aportaron para él durante toda su trayectoria laboral.

El incumplimiento de la SEP y las irregularidades de la empresa Thona Seguros derivaron en la pérdida de ese derecho para maestros de Puebla, señaló el abogado Alberto Peralta Merino.

El especialista explicó que “la participación de la empresa aseguradora Thona se dio hasta el 2018, por lo que a los deudos de los fallecidos a partir de 2019 ya no podrá cubrirse el pago del seguro de vida aunque les hayan sido descontadas cuotas.

"Podrán decir que la aportación que pagaban los trabajadores era mínima (…), según el gobierno del Estado. Será, pero se cubrió durante toda una vida laboral y era un derecho establecido. Los familiares se verán afectados ", detalló Peralta.

Recordó que estas deficiencias se han visto toleradas desde administraciones pasadas y no han sido subsanadas por el actual secretario Melitón Lozano Pérez, ya que el trabajador, a través de su nómina, subsidia parte del seguro mientras que la otra parte debe ser aportada por la SEP, lo que hasta el momento no ha ocurrido.

"Los trabajadores de la educación han cubierto una cuota a lo largo de toda su vida laboral, cuota que debería ser complementada por una aportación de la Secretaría de Educación Pública”, pero esto no ocurrió “ya que el gobierno del estado no había contratado una aseguradora hasta la fecha", expuso.

El abogado aprovechó para señalar que la relación con la empresa Thona Seguros se originó durante la estancia de Jacinto Herrera Rivera como encargado de Asuntos Legales de la SEP en 2013, por lo que aseveró que él debe conocer a dónde fueron a parar las aportaciones de todos los trabajadores.

"¿Qué pasó con esa cuota durante todos esos años que se estuvo descontando sin que hubiera un contrato de seguros? ¿Quién se lo robó? (...) Es Jacinto Herrera –Rivera– del que estoy hablando. ¿Por qué es él de quien estoy hablando? Porque como encargado del jurídico de la Secretaría de Educación Pública,¿qué explicación da?”, cuestionó.

En marzo pasado, Thona Seguros se hizo acreedora a multas por más de 445 mil pesos por irregularidades detectadas por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas, de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) entre los años 2013 y 2017, derivadas precisamente del pago a la jubilación del personal de la SEP”

Al parecer, la información con la que contaba al charlar a principios de noviembre con Maribel Morillón, adolecía de alguna imprecisión, y la cobertura contratada de manera extemporánea y “ex post factum” por la SEP abarcaba tan sólo hasta determinados meses del año de 2018, tal y como lo comenta la lectora de tales consideraciones Luz Eros.

Corresponde en la especie una obligación  de índole laboral por parte de la propia SEP, que debe solicitar de inmediato una partida extraordinaria que le permita hacer frente a la misma,  al unísono de repetir en contra de los servidores públicos de las pasadas administraciones correspondientes a Rafael Moreno Valle y José Antonio Gali Fayad responsables de una omisión que, incluso, da pie al fincamiento de responsabilidades de índole penal; como paso previo a resarcir una enrome afrenta política al pueblo del que todos formamos parte.

albertoperalta1963@gmail.com

 

 


Semblanza

Atilio Peralta Merino

Nací en ésta ciudad, en la sala de maternidad “Covadonga” de la Beneficencia española, “tal vez un jueves como hoy de otoño”, dijera parafraseando a Cesar Vallejo, y de inmediato me trasladé a las islas del Caribe, entre brumas mi primer esbozo de recuerdo es el vapor de un barco que desembarcó en la Dominicana, Isla a la que jamás he vuelto y que no registro en la memoria consciente, desconozco si habríamos arribado a “Santo Domingo” o si todavía sería “Ciudad Trujillo” acababa de tener verificativo la invasión auspiciada por la OEA y, al decir de mi señora madre, era en ese momento el lugar más triste que habría sobre el planeta tierra. Estudié orgullosamente con los jesuitas hecho que me obliga a solazarme en la lectura de james Joyce, y muy particularmente en “El Retrato del Artista Adolescente”, obra que conocí gracias a mi amigo y compañero de andanzas editoriales juveniles Pedro Ángel Palou García, y asimismo orgulloso me siento de mis estudios en leyes en la Escuela Libre de Derecho pese a los acres adjetivos que le endilga a la escuela José Vasconcelos en su “Breve Historia de México” al referirse a otro egresado de la “Libre” como lo fuera el presidente Emilio Portes Gil. Crecí escuchando los relatos de mi abuelo sobre su incursión en los primeros años de su adolescencia en las filas del ejército constitucionalista, sus estudios de agronomía en “Chapingo” junto a los Merino Fernández, su participación en la “Guerra Cristera” al frente de cuadrillas armadas bajo la indicaciones del General Adrián Castrejón quién años después crearía los servicios de inteligencia militar y se convertiría en el gran cazador de espías nazis durante los años de la conflagración mundial, y por supuesto, de los días aciagos del avilacamchismo de cuyo régimen perdería el favor dadas las intrigas que suscitarían su parentesco con el líder obrero Manuel Rivera Anaya. Mi padre por su parte, llegaría a éste país mitad en vieja de estudios, mitad exiliado, habría corrido a su cargo el discurso que en representación de los jóvenes fuese pronunciado ante la multitud reunida en Caracas el 23 de enero de 1958 con motivo de la caída de la Dictadura de Marcos Pérez Jiménez, suceso al que alude Gabriel García Márquez en “El Otoño del Patriarca, matriculándose en la entonces Escuela Nacional de Economía que, muy pocos después, se transformaría en la “facultad” gracias a la brillante intervención de la maestra Ifigenia Martínez. “Soy todas las cosas por las que voy pasando”, he tenido en suerte el haber colaborado, o convivido de alguna manera con hombres cuya actuación ha resultado clave en la historia reciente del país, mencionaré a manera de ejemplo y obligado por la más elemental de las gratitudes a los senador José Ángel Conchello y Humberto Hernández Haddad así como y mi entrañable maestro el constitucionalista Elisur Artega Nava ; transformación que conduce por un lado , a darle cabal cumplimiento al deber bíblico de dar testimonio de los sucesos que corren en el siglo, y por la otra a convertirse en un hombre sencillo como dijera Borges: “ que aprecia el sabor del agua, el caminar pausado y la conversación con los amigos”.

Ver más +

Encuesta