Sábado, 11 de Julio de 2020     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



El INE cumpliendo con la ley, fundamental para el sistema electoral mexicano

Lunes, Junio 29, 2020 - 19:57
 
 
   

Las Instituciones autónomas, creadas para asumir tareas que el estado debe realizar, de las que se pretende un comportamiento independiente que asegure la realización del encargo de manera legal e imparcial, son un problema que debe asumirse con mucho cuidado, porque su integración se ha realizado en el contexto de un ambiente político poco confiable. Se supone su integración por ciudadanos sin compromisos con la estructura política del panorama del sistema político mexicano en el periodo de dominación de los partidarios de la política Neoliberal se estiló que los partidos dominantes, PRI y PAN, decidieran la integración de los órganos autónomos en las instancias del poder legislativo donde las fracciones parlamentarias de los partidos mencionados integraban la mayoría simple y, con algunos aliados de otros partidos, podían sin dificultad integrar mayorías calificadas. Esta situación les otorgaba ventaja indiscutible para integrar a los órganos autónomos con personas identificadas con el bloque mencionado. Lo que queda claro es que en ningún momento, por su origen, los órganos autónomos así designados garantizaban una conducta apegada a la normatividad correspondiente con las actividades que tenían asignadas por la naturaleza del órgano de que se trate.   

En este artículo me interesa puntualizar la forma concreta en que fueron designados los integrantes del CG del IFE en su última etapa, y a los que fueron designados para integrar al INE desde su fundación:

 En abril del 2014, la cámara de diputados designó a 11 consejeros electorales como integrantes del CG del INE, que tendrían permanencia escalonada de 3, 6 y 9 años en el cargo. Cuatro de ellos tuvieron experiencia en el IFE, entre ellos se cuenta Lorenzo Córdova, actual presidente del mencionado órgano electoral.

 Un dato que nos puede orientar de quiénes son los que desean conservar el control del órgano autónomo es el siguiente; en el 2014, la cámara de diputados encargada de decidir la integración del CG del INE se integraba: con 498 diputados; de los que 202 pertenecían al PRI, 108 al PAN, 61 al PRD, 47 al PVEM, 35 a MORENA, 25 a MC, 11 al PANAL, 8 al PES y un independiente. Lo lógico fue que la conformación de los consejeros del INE fue de acuerdo a las cuotas correspondientes entre los tres partidos con fracciones parlamentarias más grandes, es decir 5 para el PRI, 4 para el PAN y 2 para el PRD.

El nuevo Instituto Nacional Electoral (INE) sustituye desde este jueves 3 de abril  de 2014 al Instituto Federal Electoral (IFE). Al Consejo General del nuevo organismo lo integran 11 consejeros, que tendrán permanencia escalonada de 3, 6 y 9 años.

Lorenzo Córdova Vianello fue nombrado consejero presidente del nuevo organismo. Además de Córdova, el INE integró a otros tres ex consejeros electorales que participaron en dos etapas del IFE: Benito Nacif, Marco Antonio Baños y Arturo Sánchez Gutiérrez.

Estos son sus perfiles:

PRESIDENTE DEL INE: Lorenzo Córdova Vianello

Licenciado en Derecho por la UNAM y doctor de Investigación en Teoría Política por la Universidad de Turín. Fue secretario Técnico del grupo de trabajo que procesó en el Senado de la República la “Reforma política” y miembro de la Junta de Gobierno del Instituto de Estudios de la Transición Democrática. Es investigador Titular “B” del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. Actualmente es consejero del IFE.

CONSEJEROS ELECTORALES PARA EL CARGO DE NUEVE AÑOS:

Adriana Margarita Favela Herrera

Es licenciada en Derecho. Trabajó en el IFE, fue Magistrada Electoral de la Sala Regional Toluca del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Actualmente es Magistrada en el Tribunal Superior de Justicia del Estado de México.

José Roberto Ruiz Saldaña

Es licenciado en Derecho por la Universidad Veracruzana. Es director general de coordinación interinstitucional de la Secretaría Ejecutiva de la Comisión Implementadora del Nuevo Sistema de Justicia Penal.

Ciro Murayama Rendón

Licenciado y maestro en Economía por la UNAM. Tiene un doctorado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Autónoma de Madrid. Pertenece al Sistema Nacional de Investigadores.

CONSEJEROS ELECTORALES PARA EL CARGO DE SEIS AÑOS:

Marco Antonio Baños Martínez

Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma Metropolitana, tiene maestría en Políticas Públicas Comparadas por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO). Miembro fundador del Instituto Federal Electoral en donde fue director Ejecutivo del Servicio Profesional Electoral, director del Secretariado, director de Estadística y Documentación Electoral y subdirector de Coordinación Regional de la Segunda Circunscripción. Fue asesor en el Consejo de Información Pública del Distrito Federal y la Comisión Ejecutiva de Negociación y Construcción de Acuerdos del H. Congreso de la Unión. Actualmente es consejero del IFE.

Enrique Andrade González

Es licenciado en Derecho por la Universidad Iberoamericana y cursó Maestría en Derecho en la UNAM. Fue director de Audiencias de 2000 a 2004 en la Presidencia de la República.

Alejandra Pamela San Martín Ríos y Valles

Se desempeñó como Secretaria Técnica de la Comisión de Quejas y Denuncias del IFE. Benito Nacif Hernández

Es licenciado en Administración Pública por el Colegio de México y cursó el postgrado en Ciencia Política en la Universidad de Oxford, en donde se recibió como Doctor. En febrero de 2008 tomó posesión como consejero del IFE.

CONSEJEROS ELECTORALES PARA EL CARGO DE TRES AÑOS:

Beatriz Eugenia Galindo Centeno

Es licenciada en Derecho y especialista en derecho electoral. Fue Magistrada del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Durango, y Magistrada de la Sala Regional Monterrey del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Arturo Sánchez Gutiérrez

Licenciado en Sociología por la Universidad Autónoma Metropolitana. Ex consejero del Instituto Federal Electoral.

Javier Santiago Castillo

Licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública y Candidato a Doctor en Ciencia Política por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM. Profesor investigador en la Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa en temas vinculados a partidos políticos. Fue presidente del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) de 1999 a 2006. Actualmente es Profesor investigador Titular “C”, UAM-Iztapalapa. (Con información de Cámara de Diputados)

Los consejeros nombrados para el consejo general del INE fueron nombrados por una cámara dominada por el PRI y el PAN, la proporción de cada uno de los partidos integrantes de la alianza parlamentaria en la definición de los personajes elegidos como consejeros es evidente la mayoría para el PRI y los restantes para el PAN y el PRD, tomando en cuenta, claro está, a sus aliados que influían en la definición precisa, de ningún modo en la relación que el propuesto y elegido tendría con las elites de los partidos dominantes  miembros de la alianza. En los sucesivos relevos correspondientes a la duración de cada consejero nombrado la dinámica fue la misma. 

Con lo antes descrito queda claro porqué los integrantes de la hoy denominada oposición defienden la trinchera en la que han constituido al INE, según ellos pretende que se tome a ese órgano, cooptado por ellos, como el baluarte, como la esencia de las conductas democráticas para mantener el equilibrio en el ejercicio del poder y en la garantía de que los electores elegirán a sus gobernantes libremente. Queda firme que por su origen solo fue autónomo de la voluntad popular y que siempre tuvo orientación a favorecer los intereses de los que como fuerzas dominantes del pasado los llevaron a asumir la alta responsabilidad de ser árbitros de los procesos electorales, para lograr ser imparciales debieron ser rigurosamente respetuosos de las normas establecidas para tal efecto, pero se comportaron de manera sesgada y en ocasiones optaron por no denunciar descuidos de los órganos legislativos y optaron hasta por usurpar funciones, con el propósito de ser útiles a los grupos del poder, que en su momento fueron claves para nombramiento.  

Los integrantes del CG del INE ejercieron lo que legalmente se les otorgó, el hecho de nombrar a todos los integrantes de los consejos generales de los OPLES de las entidades federativas, y con ello se deduce que las tendencias para elegir a los consejeros de esas OPLES se vio influida por la composición del CG del INE y sus acuerdos con los gobiernos de las entidades federativas.  Así se encuentra el sistema de autoridades electorales en el País, es difícil pensar que son un símbolo de la independencia y de  la imparcialidad, ellos quieren entrar a la  batalla política, bien si no fueran consejeros integrantes de CG del INE,  solo que, como sí lo son, deben recordar que el  INE tiene como obligación ser un árbitro verdadero de acuerdo con las normas vigentes, y si se comporta como oposición está violentando la ley.

 Sería bueno que los integrantes del INE obligaran a su consejero presidente y a algunos de sus compañeros consejeros a respetar lo que la ley asigna como funciones, para dejar de ser la trinchera que las fuerzas del antiguo régimen tiene para dar su batalla política.

Si actuáramos de muy buena fe y diéramos el beneficio de la duda, diríamos que los eligieron por cuotas y es posible que su conducta como consejeros corresponde con un comportamiento imparcial, democrático e independiente, de respeto irrestricto a la ley y de reivindicación de la normatividad frente a los acuerdos de elite. Sería aceptar que su origen no sería destino, pero con ese propósito es pertinente analizar los hechos emblemáticos siguientes: 

En el 2018 el proceso electoral en el que se eligió al presidente de la Republica y a 9 gobernadores, así como a otras autoridades del poder legislativo federal y de las distintas entidades federativas y muchos presidentes municipales, de todas las autoridades que se eligieron. El proceso electoral se realizó, según ellos, de acuerdo a la ley según los consejeros del CG del INE. Sería bueno consultarles, cuando explicaron a los ciudadanos que el proceso se realizó de acuerdo a un decreto constitucional contenido en el artículo constitucional transitorio, publicado en el Diario Oficial de la federación el 14 de febrero de 2014, mismo que ordenaba realizar la jornada electoral el primer domingo de julio del 2018 y no como se establece en la LEGIPE el primer domingo de junio. La Jornada electoral se llevó a cabo el 1 de Julio y no como lo marca la ley reglamentaria el 3 de junio.

Cuando esa autoridad, el CG del INE explicó que para realizar las elecciones del 2018 no existió una ley reglamentaria y que fue sustituida por un reglamento de elecciones acordado fuera de tiempo por el INE y fue elaborado por el INE, que no es autoridad legislativa para darle consistencia, que no legalidad, tal hecho fue avalado por el TEPJF. (Ambos órganos se convirtieron, indebidamente, en autoridad legislativa)

El CG del INE creo una situación de excepcionalidad que le permitió convertirse en legislador y ya en ese papel realizó acciones que estuvieron fuera de su competencia, otorgó registro como candidatos independientes a personas que tenían apoyos falsos, y se contaban en cientos de miles, además el INE lo hizo otorgando el registro como candidata presidencial independiente a Margarita Zavala y el TEPJF lo coronó otorgándolo a Jaime Rodríguez, (a) el Bronco.

Los Integrantes del CG del INE, iniciaron el proceso electoral en septiembre de 2017, y como no fueron cuidadosos de armonizar lo correspondiente con la fecha ordenada en el transitorio constitucional, que contenía una diferencia de 30 días respecto a lo señalado por la ley, por no hacerlo, tuvieron que inventar la ilegal figura de las inter campañas. Con ello prácticamente generaron que las campañas presidenciales fueran de 120 días, y no como lo marca la ley: debían durar 90 días.

 Durante el proceso electoral del 2018 sucedieron cosas dignas de recordar: en un evento en el que participó el consejero presidente del CG del INE, Lorenzo Córdova, planteó dos escenarios para la elección presidencial. Que el conteo rápido le dé una ventaja amplia a un candidato presidencial o que haya un margen cerrado entre el primero y el segundo lugar… Dijo también, “no quiero ser catastrofista pero temo que va haber dos candidatos que van a impugnar diciendo que hubo irregularidades graves y demandar la nulidad de la elección.” Recordemos que para esas fechas se venía ya definiendo, según las encuestas como claro ganador AMLO, lo que pretendían las otras opciones en alianza con el CG del INE era tratar de crear la sensación de que se daría  una elección con una votación cerrada, en ese contexto se debe entender lo que el Presidente del INE con sus declaraciones contribuía a lo que pretendían los candidatos del PRI y del PAN, en el sentido de que se asumiera una elección muy competida, fue claro que estaba cooperando a que se tuviera un escenario propicio para complicar el resultado electoral. Se debe tomar en cuenta que más allá de las aclaraciones, el presidente del INE no debía hacer declaraciones sobre los posibles resultados, en todo caso, él debió reservar su opinión al momento en que la jornada electoral ya realizada arrojara resultados.

Queda claro que su conducta en cuanto a lo que marca la normatividad deja mucho que desear y por ello resulta pertinente llamarlos a reconsiderar su conducta, a respetar la ley y dejar de presionar para que la integración del CG del INE se mantenga cooptado por los que dominaron al organismo en los periodos anteriores, se impone llamar a los actuales consejeros y a los se elijan, de acuerdo al proceso que se está verificando, a respetar las normas establecidas y a dejar las conductas que no corresponden con las de un árbitro electoral nacional de tan esencial importancia para democracia en México.

Bajo las consideraciones anteriores es fundamental que todos los mexicanos exijamos al INE que se comporte de acuerdo a lo que establece la ley y considero muy prudente que AMLO, nuestro presidente de la república, se erija también en un vigilante del comportamiento del INE, especialmente de su CG, para que se comporten de manera honesta y legal,  de acuerdo a los principios rectores de la actividad electoral consagrados en nuestra carta magna. 


Semblanza

José Pascual Urbano Carreto

Ver más +

Encuesta