Médicos que buscan cursar una especialidad a través de la Secretaría de Salud (SSA) federal siguen sin poder terminar el proceso debido a las fallas en la plataforma digital, la mala organización y la limitada oferta de plazas.

Algunos de los aspirantes llevan una semana esperando frente a sus computadoras y otros más decidieron desistir ante el cansancio o el cierre de espacios.

David Alonso, quien aprobó el Examen Nacional de Aspirantes a Residencias Médicas (ENARM) pretendía ingresar a la especialidad de Pediatría. Le tocaba inscribirse el 14 de octubre pero la plataforma se trababa constantemente y para el día 16 la especialidad que deseaba cerró al no haber más cupo.

El recién egresado de medicina calificó como un “cochinero” a la plataforma generada para la selección de especialidades pues no funciona de manera correcta.

Comentó que ante las deficiencias, la Comisión Interinstitucional para la Formación de Recursos Humanos para la Salud (CIFRHS) amplió el plazo para que se terminara de hacer la inscripción hasta el 29 de octubre, para después confirmar cuáles de las solicitudes proceden, el 31 del mismo mes, cuando esta última etapa debió concluir el día 24.

Enfatizó que aunque se hicieron estas ampliaciones no mejoró la plataforma y  sigue con las mismas complicaciones, incluso ahora que alrededor de 7 mil personas ya decidieron abandonarla.

Otra razón para el abandono es la reducción de plazas que inicialmente serían 30 mil pero sólo se abrieron alrededor de 17 mil.

Enrique Flores, quien busca ingresar a Urgencias mencionó que le tocaba seleccionar el 15 de octubre y hasta ahora sigue sin poder inscribirse. Desde las primeras 24 horas de intentos se sintió desesperado, especialmente ante la falta de respuesta de las autoridades.

En caso de no encontrar lugar en la especialidad deseada, dijo que esperará hasta el siguiente año para concursar nuevamente, pues no hay más opciones.

Agregó que actualmente ya no hay espacios para otorrinolaringología, oftalmología, cirugía general, traumatología, ginecología, psiquiatría, medicina del deporte, medicina interna, pediatría, neumología y anestesiología.

La plataforma no permite que todos los médicos elijan su especialidad al mismo tiempo.

A su vez, Armando Camargo, quien buscaba ingresar a anestesiología, también cansado de que no avanzaran los registros decidió frenar sus intentos por seguir capacitándose por esta vía y dijo que lo intentará hasta el siguiente año.