Médicos calificaron como un engaño el proceso de la Secretaría de Salud (SSA) federal para otorgar residencias médicas, pues denunciado varias deficiencias como: problemas en la plataforma de registro, falta de ofertas de especialidades y la escasa disponibilidad, pues solo se concursan 17 mil espacios pese a que se prometieron 30 mil. 

Omar García, de Ciudad de México, narró que después de escuchar la promesa del gobierno federal de que habría 30 mil espacios, decidió pagar el examen de admisión de 3 mil pesos, pues consideró tener posibilidades de ingresar a Anestesiología.

Luego de pasar la prueba se topó con que la página para registrarse no funcionaba correctamente, y que la mayoría de las especialidades ofertadas no estaban disponibles al estar en amarillo o rojo, pues únicamente se pueden seleccionar las de color verde, que prácticamente eran medicina familiar y urgencias. 

El médico lamentó que las autoridades no pudieran tener una mejor plataforma de inscripción, especialmente cuando fueron alrededor de 70 mil médicos quienes pagaron 3 mil pesos por la prueba, es decir, el gobierno consiguió 210 millones de pesos por este proceso.

Añadió que hay médicos quienes han pasado hasta 30 horas continuas frente a la pantalla de la computadora esperando se ponga en verde la especialidad que desean, aunque algunos cansados de no tener más opciones ya se inscribieron en otras aunque no les guste. 

Consideró que esta situación es lamentable pues seguramente muchos de ellos desertarán de su especialidad cuando se den cuenta que no les gusta.

Davis Alonso de la Ciudad de México, también aspirante a una especialidad dijo que el proceso se volvió una “cochinero” ya que la plataforma para inscribirse en la especialidad no funciona, se traba. 

Alondra Florentino, una aspirante de Veracruz contó que estaba muy desilusionada del proceso porque se tiene pocas oportunidades para hacer la especialidad y si no entras se debe esperar otro año para presentar el examen y en el caso de los médicos mayores se complica; en su caso tiene 40 años. 

Reni Anahí Valdez, otra aspirante también se inconformó. “Soy una de los muchos médicos en línea esperando a seleccionar la especialidad, llevo más de 36 horas sin dormir, comiendo poco por favor exigimos cambio de la modalidad que se está llevando a cabo de la selección, queremos o una plataforma adecuada para soportar 60 mil personas o regresar a la selección que se implementaba año tras año, nos sentimos muy burlados por el sistema de salud, esto ya no puede seguir así.”

Otros aspirantes de lugares como Estado de MéxicoVeracruzColima y Puebla contactaron a este medio para externar sus quejas respecto al proceso, pero pidieron el anonimato por temor a represalias. 

Además de lo antes señalado, acusaron que no se respetó el horario de inscripción pues a los promedios más altos les tocaba inscribirse primero y así de manera gradual hasta llegar a los más bajos, pero hubo quienes se registraron cuando no les correspondía, dejando sin posibilidades de elegir a quienes sí hicieron caso del horario. 

Los médicos dijeron sentirse desilusionados y cansados, pidieron un trato digno, una mejor plataforma y respuesta de las autoridades, pues aunque mandaron correos electrónicos a la Comisión Interinstitucional para la Formación de Recursos Humanos para la Salud (CIFRHS) no les da respuesta. 

Este medio buscó al área de comunicación social de la SSA federal para conocer una postura de las quejas de los médicos pero no hubo una respuesta al respecto.