El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que, de acuerdo con el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE), la actividad económica de México cayó en agosto un 1.6 por ciento respecto a julio, esto debido a una baja en las labores vinculadas a la agricultura y los servicios.

Alfredo Coutiño, analista de Moody's Analytics, señaló que la baja se incrementó debido a la aceleración de las infecciones con covid-19, cuyos casos alcanzaron su nivel más alto hacia finales del mes, afectando varias actividades El dato es contrario a las expectativas de los analistas que anticipaban una expansión del 0.2 por ciento.

Se trata de una de las tres mayores caídas del índice desde el inicio de la emergencia sanitaria el año pasado, cuando las medidas para hacer frente a la propagación del virus derrumbaron al IGAE en abril de 17.2 por ciento. Un mes después, cayó 2.5 por ciento.

El declive de agosto estuvo encabezado por las actividades primarias (agricultura, ganadería y pesca), que desaceleraron 2.4 por ciento, así como las terciarias (que engloban a los servicios), que bajaron 2.5 por ciento. En cambio, las actividades secundarias (que abarcan a las manufacturas, se expandieron 0.4 por ciento).

En 2020, la economía mexicana se desplomó 8.5 por ciento debido al impacto de la pandemia en las actividades productivas. Aunque este año se espera una recuperación, la escasez global de semiconductores que ha causado paros en la producción y retrasos en varias industrias, se cierne como una seria amenaza en los próximos meses.

Con cifras originales, la actividad económica de México se expandió en agosto 4.3 por ciento contra el mismo mes del año anterior, aunque por debajo de las expectativas de 6.4 por ciento.

Con información de Milenio.