El precio de alimentos, bebidas y tabaco no deja de aumentar en Puebla y acumuló una inflación del 7.4 por ciento para la primera quincena de octubre, mientras que los aceites y grasas comestibles también continúan al alza y acumulan una inflación del 33.8 por ciento.

De acuerdo con el Índice de Precios al Consumidor del INEGI, las frutas frescas acumulan una inflación del 12.7 por ciento, de donde el aguacate es uno de los alimentos que más ha subido en lo que va del año, ya que su precio ha incrementado 42.4 por ciento y el del limón 20 por ciento.

El precio de la naranja acumula un alza del 20.7 por ciento, mientras que la cebolla 54 por ciento; el chile serrano 40.2 por ciento y los ejotes 25.4 por ciento.

El jitomate ha subido 16.7 por ciento, los nopales 23.8 por ciento y los chiles frescos en general 37.6 por ciento

El precio del gas continúa también al alza, pues durante la primera quincena de octubre su precio acumuló una inflación del 20.9 por ciento.