Organizaciones de la sociedad civil (OSC) del estado manifestaron su inconformidad con la propuesta de reforma al Artículo151 de Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR), que busca limitar las deducciones personales en materia de donativos.

Representantes de las organizaciones de Puebla estimaron que la aprobación de la iniciativa afectaría negativamente a las personas beneficiarias del trabajo de más de 5,100 organizaciones de la sociedad civil que son donatarias autorizadas para emitir recibos deducibles del ISR, en rubros tan relevantes como la asistencia, la educación, la cultura y el medio ambiente, entre muchos otros.

Las organizaciones podrían dejar de percibir más de 8 mil millones de pesos que hoy destinan a la realización de actividades asistenciales, principalmente.

Cerca de 2 mil organizaciones serían las más perjudicadas pues de 30% a 100% de sus ingresos totales proviene de donaciones de individuos. Las donatarias temen que se desincentive los donativos realizados por personas físicas, lo que impactaría directamente en sus programas asistenciales de apoyo a los más necesitados.

Salvador Sánchez Trujillo, representante de la Fundación Majocca (Movimiento Activo de Jóvenes Comprometidos por la Calidad A.C.) mencionó que hoy, las personas físicas podemos deducir gastos con un límite de 163 mil pesos, como gastos médicos y funerarios, seguros de gastos médicos, intereses de hipotecas, transporte escolar, una parte de colegiaturas, etc.

Además podemos deducir donativos hasta en 7% de nuestro ingreso anual, y aportaciones extraordinarias al fondo de ahorro para el retiro. El Servicios de Administración Tributaria (SAT) propone eliminar estos dos rubros y que todas las deducciones de personas físicas mencionadas anteriores tengan un mismo tope, reduciendo enormemente el límite de lo que podemos deducir en donativos y en el fondo de retiro, explicó.

Las personas físicas tendrán que decidir si deducen sus gastos fijos, como gastos médicos, seguros o intereses de hipoteca; o deducir sus donativos. Los contribuyentes verían con esta reforma un impacto negativo, por la desaparición de este beneficio fiscal que es común en muchísimos países del mundo, expuso.

Moroni Pineda, presidente de la Red LIBRE y diputado federal suplente añadió que las instituciones sin fines de lucro generan un valor importante para México, y representan el 1.37% del PIB, empleando a más de 1.1 millón de personas. Enfatizó que limitar los donativos deducibles provocaría que haya menos donatarias autorizadas, que se pierdan empleos en este sector y se atiendan a menos beneficiarios.

También confirmó que todos los diputados de la Coalición Va por México, integrada por el PAN, PRI y PRD han hecho el compromiso de mantener la ley tal como se encuentra, y pidió a los diputados de Morena, Partido del Trabajo, Verde Ecologista y Movimiento Ciudadano que reconsideren la orientación de su voto y privilegien la experiencia y servicio que han prestado las organizaciones de la sociedad civil a México, evitando apoyar este cambio en bloque partidista o, por línea de su respectiva bancada.

Añadió que es un buen momento para revisar la aplicación de la Ley de fomento a las actividades realizadas por organizaciones de la sociedad civil para el estado de Puebla, que ha permanecido inactiva, y se busque que, a través de la legislatura entrante, se contemplen los recursos y apoyos necesarios por parte del gobierno estatal y que son obligados dentro de esta ley, para fortalecer al sector y sentar una referencia nacional de trabajo coordinado entre autoridades y organizaciones.