Puebla es la entidad número cuatro con más casos de secuestro, en lo que va de la actual administración federal - diciembre 2018 al mes de septiembre del 2021- al registrar 171 casos en la entidad, según un informe de la organización Alto al Secuestro.

Veracruz ocupó el primer lugar con 784 privaciones de la libertad, seguido del Estado de México con 672 y en tercer lugar, la Ciudad de México con 319 secuestros. 

De acuerdo con el documento, en septiembre de este año ocurrieron 90 secuestros en el país, la mayoría en el Estado de México con 17; Veracruz 11, Chihuahua con 6 y Sinaloa registró 5. En contraste, Aguascalientes, Campeche, Chiapas, Coahuila, Durango, Nayarit, Tlaxcala y Yucatán no tuvieron ninguno.

De los 90 secuestros registrados, seis fueron atendidos por autoridades federales y el resto por autoridades estatales  

Aunque Puebla es el cuarto estado con mayor incidencia del delito de secuestro a nivel nacional, en los primeros 9 meses del año registró una disminución de 41.6% (21 secuestros)  en comparación con el mismo periodo del año pasado, cuando se registraron 36 privaciones de la libertad. 

En septiembre solo hubo dos privaciones de la libertad, es decir que Puebla registró una disminución pues en agosto se registraron cuatro.

Aguascalientes, Baja California, Chiapas, Guerrero, Nuevo León, Oaxaca, Tlaxcala e Hidalgo, también disminuyeron sus mismas cifras, que se ubicaron entre cero y 3 casos.

Los secuestros de septiembre representan un aumento de 9.7 por ciento, en el número de carpetas de investigación por secuestro en comparación con agosto, cuando se contabilizaron 82.

En cuanto a los municipios poblanos que mayor incidencia presentaron, está Puebla capital, en donde se reportaron 41 secuestros, mientras que Tehuacán ocupa el segundo puesto con 7 reportes y Huejotzingo tuvo seis casos quedando en tercer lugar. 

A lo largo de la gestión del presidente Andrés Manuel López Obrador, Alto al Secuestro ha contabilizado 3 mil 993 privaciones de la libertad, es decir, una disminución de 39.7 por ciento en comparación con la gestión de Enrique Peña Nieto, con  6 mil 625 secuestros de diciembre 2012 a septiembre 2015.