De homicidio culposo por comisión u omisión, está acusado el policía estatal cuyo hijo tomó su arma de cargo, se disparó por accidente y murió en el hospital a consecuencia de la herida. 

Miguel Ángel G.V., agente de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSP) que estaba comisionado a la guardia del gobernador del estado, Miguel Barbosa Huerta, fue trasladado a Casa de Justicia de la ciudad de Puebla. 

La Fiscalía General del Estado (FGE) decidió judicializar el caso, por lo que después de permanecer ante el agente del Ministerio Público, el oficial fue trasladado ante un juez de control. 

En las próximas horas se realizará la audiencia inicial para definir si fue legal o no la detención del policía, o si queda en libertad. 

El sábado por la noche, el policía estatal acudió a su domicilio en la junta auxiliar de San Cristóbal Tulcingo, para cambiarse de ropa, por lo que dejó unos instantes su arma de cargo. 

El hijo del uniformado tomó el arma y la accionó por accidente hiriéndose la cabeza, Pese a la atención de los médicos, el menor murió la noche del domingo. 

Su padre fue llevado ante la Fiscalía de Puebla que decidió llevar el asunto ante los tribunales locales. eluniversal.com.mx