Luego de que Araceli Ordaz, mejor conocida como Gomita, <denunciara públicamente a su padre por el delito de violencia intrafamiliar, la mexicana añadió detalles sobre su estado emocional refiriendo que se siente intranquila y teme por su seguridad.

“Yo vivo con un poquito de inseguridad, no les voy a mentir, me siento un poquito intranquila, pero sé que Dios está conmigo y que no estoy sola y que no me va a abandonar”, mencionó la joven a través de unas historias que compartió en su cuenta de Instagram.

El día lunes 11 de octubre, la ex conductora de Sabadazo mencionó que gran parte de su vida vivió situaciones traumáticas al lado de su padre, quien la volvió a golpear el pasado 3 de septiembre: “Siempre me ha pasado y llevo mucho tiempo guardándolo. Mi papá me volvió a golpear por defender a mi mamá. La quijada me duele”, reveló.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Frente a ello, mensajes de apoyo le llegaron a sus cuentas personales por parte de sus seguidores, a quienes agradeció e informó que, a pesar de la situación se encuentra bien: “Estoy muy bien, despreocúpense de que estoy mal, simplemente, que lo hice público porque cualquier cosa que me llegue a pasar quiero que en este momento se haga justicia”.

Finalmente, informó que no concederá exclusivas a ningún medio de comunicación, ya que procederá legalmente y cualquier información relevante la mantendrá en privado:

“Me han marcado de muchísimos medios, pero espero que entiendan todos los medios que esto es un tema que se tiene que hacer legalmente y sepan que así lo voy a hacer y que con el favor de Dios todo esto va a tener una justicia”, añadió Gomita.