Gonzalo Juárez Méndez, líder del sindicato “Benito Juárez García” de trabajadores del ayuntamiento de Puebla, negó tener un acuerdo con el gobierno municipal para obtener plazas laborales para amigos y familiares antes de que concluya la administración de Claudia Rivera Vivanco.

“No existen propuestas ni listados para entrega de bases. Es totalmente falso que exista un acuerdo entre nuestro sindicato y la administración municipal, para que en próximos días sean entregados dichos nombramientos”, declaró.

Sin abundar en el tema sostuvo este lunes que las acusaciones no tienen fundamento y que su responsabilidad es la transparencia en la asignación de las nuevas plazas.

Por ello rechazó haber colocado a personas afines o incluso a sus familiares, como se denunció el domingo por Susana Vidal Romero, quien también se asume también como líder sindical.

En rueda de prensa acusó que Rivera Vivanco y Juárez Méndez ya habían pactado cuotas y hasta los nombres de las personas beneficiadas, pues se presume que se repartirán unas 80 plazas.

Además, dijo que con la entrega de estos espacios también se pretende beneficiar a personas ligadas al dirigente del sindicato “Ignacio Zaragoza”, Salvador Pérez Xilolt.

Vidal Romero sostuvo que el hermano de Juárez Méndez, Iván Andrés Suárez Méndez, aseguró su lugar en el departamento de Nóminas de Pago de la Secretaría de Administración, mientras que Adrián Hernández Sucilla quedaría como secretario de acuerdos del Tribunal Municipal.

Los familiares de Juárez Méndez que tendría plaza son: Guadalupe Pacheco Luna, (su cuñada), Julio César Morales Huerta (primo), Alejandro Juárez García (primo) e Iván Andrés Juárez Méndez (hermano).

Además, Jessica Raquel Vivanco Castelán, supuestamente sobrina de la alcaldesa, así como Miguel Ángel Munguía Merchan y Eli Yair Porras Ávila, quienes tienen vínculos con la familia de la regidora Patricia Montaño.